Viernes 15 Diciembre 2017

Nuevo gobierno enfrentará serios problemas de Transporte

 

Coatzacoalcos. Graves problemas tendrá que enfrentar el nuevo gobierno en Veracruz con el Transporte Público, pues el antiguo director de tránsito, Roberto López Santoyo, se dedicó a proteger a los monopolios y vender concesiones.

Así lo informó Mario Clairge Viveros, Secretario del Transporte de la Unión General de Obreros y Campesinos de México (Ugocm).

MARIO CLAIRGE1

Reiteró que el antiguo director de Tránsito en el Estado, deja un enorme hueco en la institución, pues quien tiene que ver mucho con la represión, con la corrupción que hubo en todo el estado con la entrega de placas, ahí fue la mayor parte de la corrupción que hubo en el gobierno.

Dijo que al irse Arturo Bermúdez Zurita, se tuvo que ir el director de Tránsito, pues fue parte de la corrupción, se dedicó más a proteger monopolios, a la venta de placas y concesiones, tanto que ahora la Ugocm está recibiendo peticiones de grupos de taxistas que fueron defraudados por líderes que les pidieron dinero y que ese dinero fue entregado a personal de importancia de Tránsito del Estado.

Señaló que se trata de un fuerte problema que deberá enfrentar el nuevo gobernador, “no sé quién será, pero quien sea se enfrentará con algo muy grave, la problemática que existe en el transporte público, pero lo más grave es que se enfrentará a los grupos defraudados”.

Agregó que hay muchos taxistas de la Ugocm que tienen permisos con la firma de Fidel Herrera Beltrán, ningún de las concesiones que dieron en este sexenio está firmada por quien fuera director, Roberto López Santoyo, él sólo fue el parapeto, para tapar la corrupción.

Insistió en que todas las concesiones que se dieron son ilegales, porque fueron firmadas por alguien que ya no es gobernador.

Añadió que tendrán que darle validez, porque no les queda de otra, porque la gente al final de cuentas obtuvo su concesión, pero no tiene  placas, será un problema social que tendrá que resolver el nuevo gobierno y debe investigar, pues ahí fue el mayor problema de la corrupción, en Tránsito del Estado y el nuevo director no tendrá tiempo de resolverlo.

Indicó que el gremio quedó igual con el cambio, totalmente desamparados, es más de lo mismo, pues el que salió, no hizo bien las cosas, en lugar de unir a los transportistas, se dedicó a reprimir, o quizá lo culpan de la derrota de su partido, “pero quisieron gobernar con terror y fue a través de Tránsito del Estado donde nos reprimieron en acuerdo de grupos políticos importantes, que quieren frenar a los activistas del transporte”.

Y remató diciendo que a su agrupación le dijo López Santoyo que si no votaban por el PRI, entonces no eran aliados, “hubo amenazas, pero el que llega también es miembro de un grupo monopólico de Minatitlán”.

Dijo que aún no han hablado con el nuevo director, pues no ha llamado a los transportistas, como lo marca el protocolo, esperan que los convoque para conocer su problemática, no la conoce.

Agregó que no esperan mucho del nuevo director, “pues si Santoyo no hizo nada en cinco años que estuvo, pues este no podrá hacer nada en tres meses que le quedan al gobierno”.

Finalmente dijo que es muy complicado el problema de transporte, está todavía en manos de monopolios y así finalizará el sexenio, y al nuevo director no le dará tiempo de realizar un estudio; no duda de su capacidad, porque no lo conoce, pero sí duda que pueda componer las cosas.