Miércoles 16 Agosto 2017

Mis deudas parecen eternas, ¿qué hago?

 David Martinez

Las deudas son el mal más aquejante en la población trabajadora, casi el 73% de las personas trabajadoras están endeudadas, y de ese 73% el 40% está en mora.

Cada día, las promociones del “en mini cuotas” han conquistado a las personas que dependen de un salario, cayendo en la tentación de adquirir aquel televisor pantalla gigante que tanto deseaste, o aquella consola que acaba de salir al mercado, que por un mínimo pago podrás llevártela a tu casa en ese instante.

Es tentador escuchar que por unos pocos dólares puedes ser dueño de cosas muy caras. Pero al darnos cuenta, al llegar a nuestras casas del trabajo, muy cansados, vemos los recibos que nos confirman que debemos pagar en la fecha estipulada, y ya no tenemos dinero para pagarlo, y peor aún ese mismo día, te acaban de despedir.dinero-sin-cartera-pobre

Esta es la historia de muchas personas que terminan en bancarrota por no saber administrar las deudas adquiridas, pero mi amigo, hoy pretendo que con esta publicación aprendas un poco, y sobre todo, apliques lo que te diré y tomes acción que es lo más importante.

Deudas

Antes de empezar, las soluciones a cualquier problema siempre están AL PRINCIPIO. Debes analizar si en realidad, vale la pena endeudarse 24 meses para tener lo que deseas.

Déjame contarte que existen dos clases de deudas, la deuda buena y la deuda mala.

La deuda buena, es aquella en la que tú pides un financiamiento, ya sea a un banco, casa comercial o incluso a un amigo para que, con dinero que no es tuyo, puedas generar mucho más dinero. Por ejemplo, si tu compras una casa por el valor de $50,000.00 y el banco te deja una cuota de $300.00 pero tú rentas esa casa por $500.00 al mes, es una excelente forma de obtener dinero, y sin hacer nada, que es la manera en como los ricos se endeudan.

Pero, también existe la deuda mala, y es en la que todos tienen problemas, pues esta va destinada únicamente al consumo, es un gasto, y por tener el dinero tan rápido te genera aún más gasto. Por ejemplo, si una TV cuesta $500.00 al contado, pero cómo deseas tenerla ya, la sacas a crédito pagando una prima de $100.00 y con minicuotas de $35.00 a 25 meses plazo. Al final pagas casi el doble (y es una realidad que no me dejarán mentir) y en el peor de los casos, tu TV se arruina en el 13 mes, después de haber acabado la garantía (ja ja no quiero imaginar tu reacción).

Esa deuda mala, es la causante de la destrucción de muchos hogares, de tachaduras en tu record crediticio que te impide sacar préstamos por cosas aún más importantes que lo que quedaste debiendo.

En fin, si te vas a endeudar que sea deuda buena, los inteligentes financian sus proyectos con este tipo de deuda. No te endeudes, por una cena que se olvidara, o por un gasto que pudieras ahorrar muchísimo pagándolo de contado.
.


Sin embargo, si eres de las personas en las que este consejo fue muy tarde, no te preocupes, todo hay solución en esta vida, así que te ayudare a crear un plan de pagos de tus deudas.

CONOCE TU SITUACIÓN
Antes de poder crear el milagro del pago de deuda, debes de sentarte y saber cuánto es el total de tus deudas. Si tú no haces un presupuesto, pues deberás empezar a hacerlo, y escribirás cuanto pagas mensualmente por cada deuda pendiente.

Por ejemplo puedes hacer un cuadro con tus deudas en una hoja:

DEUDA MONTO PAGO MENSUAL PLAZO
CASA $60,000.00 $400.00 300 MESES
AUTOMOVIL $10,000.00 $250.00 84 MESES
REFRIGERADORA $700.00 $50.00 24 MESES
TOTALES $70,700.00 $700.00
Sinceramente si yo tuviera un cuadro así, me preocupara mucho, pero solo es a manera de ejemplo. Pues tú pondrás, la cantidad de meses que te quedan y el monto del saldo que aparece en tu último recibo de pago, o estado de cuenta.

PLANIFICA
Realizar un plan significa que tomarás acciones concretas para realizar tus objetivos, y tus objetivos deben ser realistas, alcanzables, y temporales. Significa que cada acción que hagas, tu sepas que en si la puedes hacer (realista), que no sea tan extravagante (alcanzable) y que te pongas una fecha a cumplirla, y tu sepas esa fecha que ya deberá estar realizado tu objetivo (temporal).

ABONA A CAPITAL
Siempre que tú pagas mucho más de la cuota, terminaras de pagar más rápido la deuda general que tienes. Lo que debes hacer es verificar cual es la deuda más pequeña que posees, y a esa empezarás a abonar a capital.

Cuando yo tenía deudas y era un mal planificador, abonaba a la deuda más grande, que a pesar de que te ahorras un poquito de intereses, pero por ser grande, hace que te desmotives y pienses que nunca podrás terminar de pagar. Aparte de eso, tendrás que estar destinando dinero para pagar las mensualidades mínimas de todas las deudas.

Mi recomendación es que apartes diez por ciento de tus ingresos para el pago. En el ejemplo del cuadro, la deuda más pequeña es la de $700.00 con un pago mensual de $50.00, que desde ahora aumentaras un diez por ciento, que si ganas $1,500.00 es decir pagaras $200.00 mensuales, no es mucho, pero el capital disminuye y así también el porcentaje de interés.

Y aquí es donde está el truco, cuando tu terminas de pagar la primer deuda más pequeña, destinaras la cuota que pagabas de esa deuda, para la siguiente deuda más pequeña, en nuestro ejemplo es el vehículo por el que pagas $250.00, sin aumentar porcentajes, simplemente le sumamos la cantidad anterior, ahora pagaras $450.00, una cantidad que disminuirá grandemente el capital. Imagínate terminar de pagar esta deuda, la hipoteca de tu casa, se cancelara con $850.00 y ni sentirás cuando hayas terminado.

TOMAR ACCIÓN
Hay dos acciones que puedes realizar, que si haces ambas, es muy excelente para volver a ser libre de deudas.

La primera es REDUCE TUS GASTOS, tú sabes que siempre hay un gasto innecesario que realizas cada mes, es importante que tú hagas tu presupuesto mensual o quincenal, para ver donde hay posibles fugas de dinero. Cuando las encuentres, destínalas para el pago de deuda. Crea una ley personal de austeridad mientras termines de pagar la deuda.

La segunda acción, y que es la que más recomiendo es, AUMENTA TUS INGRESOS. Si tú no puedes reducir tus gastos, porque todos son necesarios, y si tu jefe no quiere aumentarte el sueldo, pues es necesario que tú busques formas de ingresos extras, por ejemplo un negocio de mercadeo en red, ensenando alguna habilidad que poseas, realizando trámites o vendiendo por catálogo. Si te da pena, pues no te preocupes, te aseguro mil veces, que es más penoso aparecer en las listas de los deudores morosos del banco. En pleno siglo XXI ya no hay excusas para generar más ingresos.

AHORRA Y NO TE ENDEUDES MAS
En tu presupuesto debes tener siempre presente, que antes del pago de tus deudas, debes ahorrar siempre el 10% de tu ingreso mensual, aparte del que dedicas a abonar a capital, ya después dispones el pago a capital.

Habiendo terminado de pagar la deuda, no te dediques de nuevo a despilfarrar el dinero, aunque ahora te será más fácil ahorrar, ya que no tienes deudas y te has formado el hábito de gastar menos, o buscar más ingresos.

Mi profesor de inglés siempre menciona la frase “Study and be prepared, your opportunity will come” y esto también aplica en finanzas, pues tú no sabes cuando llegara una buena oportunidad para generar dinero y debes estar preparado. Yo lo diría como “Ahorra, prepárate, tu oportunidad de negocios ya llegará”.cartera-llena