Viernes 15 Diciembre 2017

Margarito Escudero Luis

El clamor ciudadano está adquiriendo otros matices, diferentes al miedo y a la exigencia de seguridad a las autoridades.

Ahora, en otro nivel de protesta, se pide la renuncia de funcionarios locales, principalmente del alcalde, a quien se le señala de falta de capacidad para enfrentar el problema de la inseguridad, sobre todo cuando es una de sus principales misiones como presidente municipal.

El asunto está dejando de ser un grito callejero, para pasar a dar matices de formalidad a la petición, solicitando la adhesión de quien desee hacerlo y la propuesta está cayendo en terreno fértil.

Esteban Valles, quien fuera candidato independiente a la presidencia municipal, contendiente del actual alcalde, es quien encabeza la iniciativa, lo que le resta algo de puntos, ya que algunas personas consideran que se trata de una especie de desquite.

PROPUESTA DE SEGURIDAD

Pero sigue adelante y ya hay ciudadanos que se han sumado a su petición que incluye varios puntos, entre los que se destacan: Renuncia por incapacidad del actual alcalde Joaquín Caballero; aprobación por el Congreso local de un consejo Municipal que termine el período de la nefasta y temerosa gestión del actual alcalde.

Solicitar la remoción inmediata del responsable actual del Mando Único y que el relevo sea propuesta del Consejo Municipal, con la recomendación de la SEDENA. Ante el fracaso de todos los jefes anteriores propuestos por la SSP.

Que ciudadanos especialistas reconocidos en el campo de la Seguridad elaboren el proyecto para la creación de la policía municipalizada en el esquema del mando mixto; este proyecto debe incluir la cancelación del decreto del Mando Único, así como la contratación, preparación, certificación y operación de este cuerpo policíaco. También recuperar y ampliar los recursos destinados a la Seguridad para Coatzacoalcos. Nunca más se debe dejar la Seguridad del Municipio sólo en manos del Gobierno Estatal.

Señala que deben recuperarse las calles; hasta el día de hoy en poder de taxistas, urbaneros y materialistas. Ejercer la Autoridad Municipal para que se cumplan las Leyes y Reglamentos de Tránsito y Transporte Público en la ciudad, sin distinción alguna. La no circulación de estos vehículos con permisos que no son contemplados en los Reglamentos y Leyes citadas, (que) sólo existen en las mentes de quienes se benefician cobrando por ellos.

Entre otras cosas son las propuestas de Valles, que abarca un campo bastante amplio que la ciudadanía no ha contemplado, pues lo que todos deseamos con vehemencia, es que se acaben los asesinatos.

Pero, cuando llegó el Mando Único, los empresarios celebraron los operativos inmediatos, que lo único que hacían era vigilar que los conductores usaran el cinturón de seguridad, que no manejaran en estado de ebriedad; en fin, que se respetara el reglamento de Tránsito.

En ese tiempo, los empresarios celebraron esas acciones, pues según dijeron, la seguridad comienza ahí.

De esa forma hubo infinidad de automovilistas infraccionados, provocando un gran negocio para las empresas de grúas, pero la delincuencia, la que roba, asalta, secuestra, mata y extorsiona, no fue molestada.

Entonces el problema creció, rebasó totalmente a la autoridad, está claro que las “mesas de seguridad” no sirvieron para nada y los empresarios, que se adjudicaron el papel de llevar la voz de la sociedad ante esa autoridad tampoco se atrevieron a exigir de frente a las autoridades, mejores estrategias.

PROTESTA “LIGHT”

Bueno, se dice que en la pasada reunión de seguridad, celebrada en Minatitlán, luego de la muerte de un agente de la Unidad antisecuestros y seis delincuentes, que fue a puerta cerrada, sin mirones ni chismosos y que todos los asistentes tuvieron que dejar sus teléfonos celulares antes de entrar, los empresarios se desahogaron y le dijeron de todo a la máxima autoridad presente.

Luego convocan a una llamada Mega Marcha, a celebrarse el próximo 10 de septiembre (mucho tiempo de anticipación), pero esta debe ser pacífica, silenciosa, sin gritos que ofendan a las autoridades que han ofendido constantemente a la ciudadanía con su silencio y negligencia.

Si es en silencio ¿Quién los escuchará?, pacífica dicen, pero pidieron a la autoridad, esa que estamos negando, que proporcione seguridad a los asistentes.

También piden que no sea política, o no se politice, lo que debe entenderse que no debe asistir nadie en nombre de un partido político, especialmente si es de oposición, no sea que se molenten las autoridades contra quienes protestarán.

Se pretende una marcha light y, de ser posible, algunos empresarios no asistirán, para no quemarse con esas autoridades contra las que se protestará.

No, pos así ¿Cómo?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

.

 

GACHO_SEPT11.jpg