Viernes 18 Agosto 2017

Falta de empleo agudiza la crisis

Coatzacoalcos

La crisis del empleo comienza a pegar a duro en todos los sectores sociales, jóvenes sin trabajo ya no hayan que hacer, en ninguna parte quieren contratarlos, pues no hay vacantes.

Con o sin estudios, con alguna preparación u oficio, de plano no encuentran un lugar donde colocarse.

La señora Irma Corzo, es madre de dos jóvenes, dos nietos y la nuera, además de una hija que se quedó sin trabajo y ahora andan en la brega de encontrar un nuevo trabajo.

Ella es viuda, pensionada en Petróleos Mexicanos y a su edad, se dedica a vender productos de belleza de diferentes marcas, lo que le permite vivir con cierta holgura.

Pero ahora sus hijos buscaron su apoyo para sobrevivir y la situación se volvió crítica para todos, pues el dinero no alcanza.

EL hijo varón laboraba en una compañía de traslado de valores, pero de pronto se acabó el trabajo, la joven estaba trabajando en la Ciudad  de México y de igual forma se terminó su contrato.

Explicó que se enteraron de personal despedido en una empresa local y fueron a solicitar la plaza que quedaba vacante, pero les dijeron que ya no se cubrirá, entonces cree que en las empresas están retirando personal.emppleo

Así las cosas, la señora Corzo ya no sabe qué hacer; incluso comentó que hace unos días, sus hijos acudieron a una feria del empleo que se organizó en el campus de la Universidad Veracruzana en esta ciudad, pero una persona los llevó a asistir a una plática referente al empleo  y, cuando salieron, los empleadores ya se habían ido.

La señora Corzo calificó el hecho como una burla, hecha a propósito para justificar la labor de esa persona.

ORGANIZAR “TANDAS”

Un recurso desesperado, no sólo de Irma Corzo, es la organización de “tandas semanales”, donde a veces logra reunir a 10 personas que aportan 500 pesos semanales, haciendo un total de cinco mil pesos, mismos que se van repartiendo entre todos los participantes.

El negocio está en que el primer número se lo adjudica la organizadora y recibe esa cantidad sin aportar.    

El ingenio del mexicano aflora en estas situaciones desesperadas, cuando la crisis comienza a alcanzar todos los sectores sociales, pues las empresas despiden a sus empleados, cuando ya no pueden pagarles.

Irma Corzo lleva a sus espaldas la situación económica de sus hijos y sus nietos, cuando debería ya de estar libre de esos compromisos.