Martes 17 Octubre 2017

Margarito Escudero Luis

El tema de la organización social está cobrando relevancia en el ámbito nacional, el fenómeno de la división entre mexicanos comienza a ser visto con más seriedad tanto por analistas como por los mismos líderes de diversos sectores.

O sea que, de pronto, nos damos cuenta que somos una sociedad finamente dividida; es decir, hecha polvo y que reacciona como un grupo solidario solamente cuando la adversidad es así de grande.

El recuerdo de la tragedia que provocó el temblor de 1985, cuando el interés del gobierno se centró en la imagen de control que quiso darse al mundo y la intención de capitalizar políticamente el dolor de los afectados, hizo que en la gente naciera el sentimiento y la actitud de solidaridad con el resto de sus conciudadanos.

La tardía reacción de las autoridades y su fama de corrupción, logró que los países que enviaron ayuda para los damnificados, no la entregaran al gobierno, sino a una institución de talla internacional, como la Cruz Roja.

Esa histórica lección, al parecer la hemos olvidado, quedó atrás la gran solidaridad mostrada por toda la Nación Mexicana, pues en todo el país se dieron muestras de ayuda en todo los aspectos. Claro que no se debe olvidar a quienes más de cerca, lo dieron todo para salvar vidas.

Pero en este momento, México vive un momento histórico muy difícil, quienes capitalizaron el sentimiento de solidaridad del pueblo, fueron las grandes televisoras, que canalizaron hacia sus supuestos programas de ayuda, la emoción popular.

Así nacieron programas como el teletón y otro que llamaba a repartir regalos en día de Reyes.

Pero la solidaridad popular pasó a segundo término, o a tercero…

Ahora, con los secuestros que día a día de padecen en nuestra sociedad, esa solidaridad se da por unos momentos, nadie se sustrae a dar la ayuda que pueda, pero finalmente el miedo es más fuerte.

El caso de Lizbeth Campechano Chan es una muestra de fuerte solidaridad entre un gremio, personas acostumbradas a tratar con el público demostraron en unos cuantos minutos la fuerza que tiene la unión, nunca dejaron de brindar apoyo, incluso no faltaron quienes quisieron enlodar a la jovencita, pero no lo lograron.

Este martes, un secuestro exprés, pero siempre se requiere del apoyo de los amigos, en un trabajo rápido, coordinado y constante.

MANIPULACIÓN TELEVISIVA

Así es como trabaja la gran televisión nacional, nunca deja de mandar sus mensajes, mantiene al espectador anclado a la voluntad televisiva y se olvidan de otros temas mucho más importantes para todos.

Por eso es necesario mantenerse solidario, estar atento a lo que ocurre en nuestro entorno inmediato, estar pendiente de los vecinos, los amigos y los familiares. El apoyo mutuo en cualquier momento es importante.

Eso es lo ideal. Pero como decimos que somos una sociedad finamente dividida, alguien se encarga de fomentar las envidias, las divisiones, los enconos y eso provoca que seamos una sociedad sumisa y débil ante cualquier contingencia.

Siempre hay algo o alguien que promueve esas actitudes, muchas provienen desde el mismo gobierno.

Un claro ejemplo lo padecemos cada vez que cierran la presa Yuribia, el reparto de agua por tandeos, se hace dirigido por personas allegadas al partido en el poder, las llamadas promotoras y, en ese pequeño momento de poder, escogen a sus preferidos para entregarles el líquido primero. 

Y en el colmo de su mala leche, a quienes identifican como militantes de otros partidos opositores, les niegan el agua.

Entonces, hay gente del pueblo que cree que no pertenece al pueblo, siente que ha sido tocado por los poderosos políticos que la mantienen igual que a los demás, pero con algún tipo de apapacho, con lo que se sienten diferentes, por encima de los demás.

Y así con las despensas, los cobertores, colchonetas, y todo aquello que llega a pasar por sus manos y debería repartirse entre quienes lo necesitan.  

Lo malo para ellos, es que nada es eterno.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

.

 

GACHO_SEPT11.jpg