Domingo 17 Diciembre 2017

 

Roberto PÈREZ LÒPEZ

En el Plan de Arbitrios que elabora cada fin de año los ayuntamientos para su gasto corriente anual, se determina entre las partidas la percepción salarial de todos los empelados de gobierno, llámese de confianza o sindicalizados, presupuesto asignado y aprobado por la legislatura de cada entidad.

El dinero asignado al salario de todos los trabajadores resulta intocable, o sea, ningún gobierno puede disponer de él -a su antojo-, mucho menos de cualquier tipo de deducciones -descuentos- que se haga del salario, y al parecer eso está ocurriendo en el gobierno de Coatzacoalcos.

Desde la pésima y desastrosa administración de Marcos Theurel Cotero, del PRI, quien se enriqueció con el dinero del pueblo y ahora es un prospero constructor inmobiliario, se dejo de pagar a la empresa Famsa y Fonacot derivado de los créditos contraídos por los trabajadores de esa administración.

Se acumuló una millonaria cifra, hasta de unos cinco millones de pesos, que se dejo de pagar en meses de esas deducciones, o sea, el gobierno hizo los consabidos descuentos vía nómina a los trabajadores, pero ese dinero nunca fue a parar a Famsa y Fonacot, se presume que los estaban jineteando para beneficio de algún funcionario.

Y ahora ese mismo proceder vuelve a suceder con el actual alcalde del PRI, Joaquín Caballero Rosiñol, además que desde hace tres años tampoco envía los descuentos de los sindicalizados al Instituto de Pensiones del Estado -IPE-, de eso debe exigir una puntual aclaración Gersain Hidalgo Cruz, líder de los empleados municipales.                          

Esto viene a propósito de que en la pasada quincena -15 octubre-, Joaquín Caballero no logró cubrir a tiempos los salarios, amén de que se presume “va a correr” -que no liquidar- a unos 400 trabajadores sindicalizados con la anuencia y confabulación de Gersain, ese es el rumor persistente que el regidor debe aclarar.

Resulta que el pasado domingo, Gersain convocó a sus huestes a una reunión urgente en la Macro Plaza de la Expo Feria, para acordar sobre la marcha de protesta del pasado lunes por la ausencia de los salarios, aunque se desconoce si abordaron el tema de los descuentos que no pagar el gobierno al IPE.

Lo peor del asunto, el gobierno de la ciudad alega y argumenta que no hay dinero, cuando los salarios son intocables y ya estaña signados, y los descuentos que no se pagan, o sea, donde quedo ese  dinero, en que cuenta y de que funcionario están, es una explicación obligada que debe rendir el edil.

Y por otra parte,  a través de su amigo, Juan Carrera Molina, director del DIF- Municipal, se va a concretar la negociación para a compra-venta  de una casa, ubicada a lado del Hotel Fiesta Inn, que en la elección municipal sirvió de casa de campaña de Gonzalo Guizar Valladares, ex candidato del PAN.

Entonces la pregunta obligada, no que no hay dinero?, Luego entonces, como diría el poeta del pueblo…¿Quién pompo?.                                    

 

Para cualquier comentario, sugerencia, opinión y aclaración al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y al teléfono celular: 921 172 7002.

n el Plan de Arbitrios que elabora cada fin de año los ayuntamientos para su gasto corriente anual, se determina entre las partidas la percepción salarial de todos los empelados de gobierno, llámese de confianza o sindicalizados, presupuesto asignado y aprobado por la legislatura de cada entidad.

El dinero asignado al salario de todos los trabajadores resulta intocable, o sea, ningún gobierno puede disponer de él -a su antojo-, mucho menos de cualquier tipo de deducciones -descuentos- que se haga del salario, y al parecer eso está ocurriendo en el gobierno de Coatzacoalcos.

Desde la pésima y desastrosa administración de Marcos Theurel Cotero, del PRI, quien se enriqueció con el dinero del pueblo y ahora es un prospero constructor inmobiliario, se dejo de pagar a la empresa Famsa y Fonacot derivado de los créditos contraídos por los trabajadores de esa administración.

Se acumuló una millonaria cifra, hasta de unos cinco millones de pesos, que se dejo de pagar en meses de esas deducciones, o sea, el gobierno hizo los consabidos descuentos vía nómina a los trabajadores, pero ese dinero nunca fue a parar a Famsa y Fonacot, se presume que los estaban jineteando para beneficio de algún funcionario.

Y ahora ese mismo proceder vuelve a suceder con el actual alcalde del PRI, Joaquín Caballero Rosiñol, además que desde hace tres años tampoco envía los descuentos de los sindicalizados al Instituto de Pensiones del Estado -IPE-, de eso debe exigir una puntual aclaración Gersain Hidalgo Cruz, líder de los empleados municipales.                          

Esto viene a propósito de que en la pasada quincena -15 octubre-, Joaquín Caballero no logró cubrir a tiempos los salarios, amén de que se presume “va a correr” -que no liquidar- a unos 400 trabajadores sindicalizados con la anuencia y confabulación de Gersain, ese es el rumor persistente que el regidor debe aclarar.

Resulta que el pasado domingo, Gersain convocó a sus huestes a una reunión urgente en la Macro Plaza de la Expo Feria, para acordar sobre la marcha de protesta del pasado lunes por la ausencia de los salarios, aunque se desconoce si abordaron el tema de los descuentos que no pagar el gobierno al IPE.

Lo peor del asunto, el gobierno de la ciudad alega y argumenta que no hay dinero, cuando los salarios son intocables y ya estaña signados, y los descuentos que no se pagan, o sea, donde quedo ese  dinero, en que cuenta y de que funcionario están, es una explicación obligada que debe rendir el edil.

Y por otra parte,  a través de su amigo, Juan Carrera Molina, director del DIF- Municipal, se va a concretar la negociación para a compra-venta  de una casa, ubicada a lado del Hotel Fiesta Inn, que en la elección municipal sirvió de casa de campaña de Gonzalo Guizar Valladares, ex candidato del PAN.

Entonces la pregunta obligada, no que no hay dinero?, Luego entonces, como diría el poeta del pueblo…¿Quién pompo?.                                    

Para cualquier comentario, sugerencia, opinión y aclaración al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y al teléfono celular: 921 172 7002.

.

 

GACHO_SEPT11.jpg