Miércoles 16 Agosto 2017

Llama Issste de Veracruz a Detección Temprana de Cáncer Cérvico-Uterino en Mujeres

El cáncer cérvico-uterino es la principal causa de muerte oncológica en la mujer, el 80 por ciento de pacientes que fallecieron por esta causa nunca se realizaron un papanicolaou, por lo que este estudio representa la mejor arma para la prevención y detección temprana de este mal, aseguró la especialista, Virginia Libreros Piña, médico general de la nueva Clínica de Medicina Familiar del ISSSTE en Xalapa.DOCTORA-ISSSTE

La médico general recomendó a todas las mujeres realizarse el estudio de papanicolaou al menos 5 días después de la menstruación, no usar tampones ni espermicidas al menos tres días antes de la prueba, no tener relaciones sexuales dos días antes y orinar antes de pasar a la prueba.

Respecto de la correlación del VPH con el cáncer cérvico-uterino dijo que un 95 por ciento de las infecciones por el virus son causadas por agentes de bajo riesgo, que nunca ocasionarán cáncer, “estas variedades son las que atacan principalmente a mujeres menores de 35 años; por eso es más complicado que se presenten casos de esta neoplasia en jóvenes”.

Aunado a esto, señaló que con el fin de orientar, informar y atender a las mujeres derechohabientes, la Delegación del ISSSTE en Veracruz lleva a cabo el Programa de “Detección Oportuna del Cáncer” y en lo que va del año, en la capital del Estado se han realizado alrededor de mil 500 pruebas de Papanicolaou, en las que se han detectado cuatro casos de cáncer cérvico-uterino. 

De acuerdo a la doctora Virginia Libreros Piña, este programa consiste en dar información a todas las mujeres que tienen su vida sexual activa, desde adolescentes de 13 o 14 años hasta mujeres de la tercera edad, para realizarles la toma del Papanicolaou y exploración mamaria, “también es importante enseñarles a los pacientes como se deben de auto explorar, uno o dos días después de su regla para que no tengan ninguna molestia”.

Libreros Piña recalcó la importancia de hacer los exámenes de Papanicolaou cada año y dependiendo de cómo salga el resultado, puede hacerse cada 3 o 6 meses, “en cuanto a las Mastografías, se deben hacer mujeres de 40 años en adelante por lo menos cada dos años”.

Detalló que el Instituto da una atención personalizada a los derechohabientes, ya que en caso de que en sus exámenes salga alguna anomalía, se les habla para que acudan a alguna clínica familiar o preventiva para volver a hacer los chequeos y dar un seguimiento adecuado”, añadió. 

Además de acudir a su médico familiar a hacer sus chequeos de manera periódica, por lo menos una vez al año en el caso del examen de Papanicolaou y dos veces al año en los estudios de Mastografías, la doctora Virginia Libreros recomendó llevar una vida saludable a través de la práctica regular de ejercicio, así como incluir frutas y verduras en la alimentación diaria y evitar fumar e ingerir alcohol.