Jueves 17 Agosto 2017

Margarito Escudero Luis

La fórmula que el gobierno sigue, no se ha modificado en muchos años, es parte de la teoría globalizadora, exprimir a todos para mantener un sistema económico que ha demostrado su ineficacia para mantener un nivel de vida digno, suficiente y honorable para cada ciudadano.

Es más, pareciera que el neoliberalismo lleva la intención de empobrecer a la gente y a la naturaleza, pero ignoramos para qué, pues esa riqueza que se produce como resultado de la explotación, para en unas cuantas manos y la pregunta sigue siendo ¿Para qué?

Peña Nieto, como un mal dramaturgo, dijo en su reciente mensaje, que comprende la molestia y el enojo de quienes protestan contra el alza al precio de los combustibles, en más, dijo que hasta comparte ese enojo, pero que ni modo, era lo se tenía que hacer o las consecuencias serían más graves.

Recurre Peña Nieto a las mismas palabras (no le quedó de otra) que pronunció Ernesto Zedillo, cuando anunció una de esas medidas que afectan a la mayoría de los ciudadanos, sobre todo a quienes tienen que trabajar para poder subsistir.

Zedillo dijo: “Se trata de una medida dolorosa pero necesaria”; Peña señaló: “Es una medida dolorosa pero inevitable”. Al final de cuentas se trata de lo mismo, asuntos que en ese modelo económico no han resuelto, o no están interesados en resolver, pues se trata de la seguridad económica de millones de mexicanos.

Peña no explicó cuáles son los peligros a los que se enfrentarían los trabajadores, empleados, sub empleados, choferes, médicos, ingenieros, universitarios, en fin, todos, la mayoría ciudadana que ha tenido que soportar las “medidas dolorosas pero necesarias” y que únicamente duelen a la clase trabajadora.

Porque dijo que si no se tomaba esa medida dolorosa, luego sería peor. ¡Híjole! O sea que hay todavía algo “más pior”.

Por otro lado, el gobernador Miguel Ángel Yunes también se puso comprensivo con los que protestan, pero no les permitirá que realicen acciones vandálicas, “Protesta, sí, pero legal, donde no se afecten a terceros”.

La pregunta es: ¿Quiénes son “los terceros”? puesto que la medida inflacionaria afecta los bolsillos de todos, primeros, segundo y terceros. Los que salen a protestar deben ser los primeros en resentir las afectaciones, otros no se dan cuenta en primera instancia hasta que el taxista les dice que ahora la tarifa es más cara porque ya subió la gasolina.

O cuando el de las verduras les cobra más, porque el que le lleva el producto dice que ya subió el diesel.

En fin, que se hace una cadena cuyo último eslabón afecta a todos los sectores sociales; tal vez con la excepción de los sectores político y empresarial de alto nivel.

Presidente y gobernador quisieron parecer comprensivos, pero el nivel de descrédito de la clase política es tal, que no pueden llegar a la sensibilidad del ciudadano.

Yunes carga desde muy temprano el estigma de mentiroso, pues prometió que Javier duarte y pandilla pasarían la navidad en la cárcel… y no cumplió.

Arrancó violando la Constitución del estado al no cumplir en tiempo y forma con la entrega del proyecto de presupuesto de egresos al Congreso estatal.

Ambos mandatarios prometieron una vez más, que no permitirán abusos tomando como pretexto el aumento en la gasolina, pero ya están rebasados, pues desde el primer día en que entró en vigor el aumento, comenzaron los abusos.

Taxistas subieron sus tarifas sin decir agua va, otros secuestraron gasolinerías y repartieron el combustible sin pagar el importe, en otros lugares del país, hasta incendiaron estaciones de servicio.

Aún más, transportistas preparan ya sus marchas suspendiendo el servicio de transporte urbano y de carga, exigiendo que se dé marcha atrás al gasolinazo.

Aunque pareciera un inconformidad ficticia, con la finalidad de conseguir otras cosas, la protesta, el mitin, la toma de instalaciones, la suspensión de servicios, son las medidas “dolorosas pero necesarias” con las que cuenta la población para que el gobierno se digne a escucharla.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.