Viernes 18 Agosto 2017

Margarito Escudero Luis

Tal vez la falta de experiencia, el desconocimiento del terreno que se pisa, lleva a algunos individuos a cometer los peores errores que puedan existir.

Si bien la gente, el pueblo en su gran mayoría, hartos de una situación que no les permite, desarrollar sus potencialidades, ni vivir con tranquilidad, reclama un cambio urgente en el manejo de todas las estructuras públicas, también es claro que se requiere que, quienes ofrecen ese cambio, lleguen con conocimiento de causa y un plan estratégico.

Pero los cambios que ha ofrecido el nuevo gobierno sólo son de palabra, pues en los hechos se está viendo claramente que no tienen ni idea de la bronca en que se metieron.

Y se ve desde la cabeza. La imposición de amigos en cumplimiento de compromisos de campaña ha sido una práctica común de los políticos que se han encumbrado, son acciones inventadas y ejecutadas por el priismo, que se repiten en el “nuevo” gobierno que hace notar que no cuenta con un método diferente, novedoso que haga que el pueblo reclamante de cambios, pueda tener la certeza de que las cosas mejorarán.

Tampoco quiere decir que le importe mucho al “nuevo” gobierno lo que proteste la gente, pero el hartazgo y la burla hace un explosivo coctel de inmediatas consecuencias.

EL claro ejemplo está ocurriendo en Coatzacoalcos, donde se impuso como directora del Instituto Tecnológico a una empleada incondicional del presidente de Tribunal Superior de Justicia del Estado, Edel Álvarez Peña.

Inés Núñez Monreal es contadora de las empresas de la familia Álvarez, fue regidora en el trienio de Marcos Theurel, como un espacio reservado a Edel Álvarez y también participó como candidata por la coalición PAN-PRD a la diputación local, donde su candidatura pasó sin pena ni gloria.

Ahora llegó a la dirección del ITESCO cumpliendo órdenes de sus superiores, porque hasta el momento lo único que ha generado son problemas al interior de la casa de estudios, aunados a los conflictos que generó la desastrosa presencia de Flavino Ríos Alvarado en el Instituto.

EL Personal docente y administrativo del ITESCO se manifestaron el miércoles 25 de enero, exigiendo el pago de salario a más de 100 trabajadores, ya que no se cumple con esa prestación desde hace 10 días y señalan además que ya se acerca el próximo pagó de quincena.

También reclaman que la directora Inés Núñez Monreal no dialoga con la clase trabajadora y que tiene detenido el proceso de reinscripción que se lleva a cabo cada semestre, lo que hace notar que Inés Núñez desconoce los procesos académicos de la institución.

Tomar una institución educativa de nivel superior como botín político, hace notar las intenciones de quienes llegaron al “nuevo” gobierno, muestra otra de las aberraciones políticas que la gente quiere desterrar y está viendo que por la vía pacífica y electoral no lo ha podido lograr.

Claro que es necesario observar a quienes encabezan la movilización, que pueden ser los resabios que dejó Flavino Ríos y que la falta de pago se trate de una represalia.

Los grupos políticos se siguen enseñoreando en el país, son una lacra que deben ser erradicadas y los procedimientos para ocupar cargos tan delicados como la dirección del ITESCO, debe ser ajenos a los jefes de esos grupos.

Antes estaban los incondicionales de Flavino Ríos, quienes descaradamente utilizaron al Instituto como un botín electorero, manipularon a los estudiantes, los usaron para cometer fraude electoral a cambio de calificaciones, dando así una cátedra de corrupción.

Ahora, al llegar el “nuevo” gobierno panista, llegaron los cambio de personas y se le “regala” el ITESCO a Edel Álvarez Peña, quien a su vez coloca en la dirección del plantel a la gris Inés Núñez Monreal, quien ha dado muestras de que “le vale” lo que suceda en la institución

Con las mismas prácticas de siempre, se causa un daño al proceso educativo, se enseña a los jóvenes que las cosas así son, como un paradigma, y así se repetirá hasta que el cambio sea de verdad, cambio de estructura y procedimientos y no sólo un cambio de personas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.