Martes 22 Agosto 2017

Roberto PÉREZ LÓPEZ

El país sufre una grave crisis económica y política, derivado de la enorme miopía de Enrique Peña Nieto, de “No Ver a México”, de la ceguera del PRI y sus aliados del PAN, PRD, PVEM y demás partidos satélites, se muestran ciegos y sordos de las necesidades y padecimiento del pueblo, frente a los grandes privilegios de la cúpula del poder.      

No Ver a México, por una reforma energética que no se observa por ningún lado los beneficios que puede traer al compungido pueblo de México, sino todo lo contrario, las oportunidades de negocios para los personajes de la mafia del poder, mientras que los miles de trabajadores petroleros se están quedando sin empleo, sin el sustento familiar.

No Ver a México, de los gasolinazos, mismos que iniciaron en el mandato del panista, Felipe Calderón Hinojosa, y que ahora Peña Nieto los adoptó y adaptó al intereses de los importadores, mientras que el pueblo sufre del impacto en el costo de los producto básicos, de seguir sin acceso a una buena alimentación y nutrición.

No Ver a México, por la falta de oportunidades para los nuevos profesionistas, de los miles de alumnos que egresan de las universidades -públicas y privadas- y no logran colocarse en la actividad productiva del país, de un gobierno inepto en ineficaz en la generación de empleos, de los proyectos que no aterrizan y de la ausencia de la obra pública.

No Ver a México, de la grave inseguridad que lacera a millones de familias mexicanas, de una guerra estéril contra el Crimen Organizado que desató el gobierno del PAN con Vicente Fox Quesada, lo prosiguió Felipe Calderón Hinojosa y continúo Peña Nieto, cuando al interior de la cúpula del poder están los narco políticos, culpables directos de la inseguridad.

No Ver a México, de los millones de familias que lloran y sufren por la desaparición forzada de algún ser querido, producto del secuestro, levantón y extorsión a manos de la Delincuencia Organizada, mientras que en el gobierno federal, estatal y municipal persiste y subsiste la total desorganización para enfrentar el flagelo del narcotráfico.

No Ver a México, por seguir mal gastando millones de pesos del pueblo con los funcionarios y consejeros del Instituto Nacional Electoral -INE antes IFE-, que aprobaron la construcción de un mega complejo, amén del alto salario que se asignaron, frente a las grandes carencias que sufren millones de mexicanos al no tener acceso a un salario digno.

No Ver a México, por la enorme desigualdad social y salarial, de la abultada percepción de los magistrados del Poder Judicial, de sus canonjías y privilegios, frente al raquítico y exiguo salario del pueblo de México, que escasamente gana un salario mínimo de 87 pesos, y los altos funcionarios de la SCJN perciben mensualmente más de medio millón de pesos.

No Ver a México, ante la incertidumbre salarial y laboral que viven los miles de maestros, derivado de la mal llamada reforma educativa, que en el fondo solo persigue la privatización de la educación pública, mientras que millones de alumnos no tienen una escuela digna, sin sillas, baños, pizarrón, y en muchos de los casos están a la intemperie.

Frente a todo esto y mucha cosas más, la ceguera de Enrique Peña Nieto se agudiza cada vez más, miopía política a su conveniencia e interés de la cúpula del poder, avalados por los traidores de siempre, los políticos del PAN, PRD, PVEM, PANAL PES y MC, esos que desde la Cámara de Diputados le aprueban todo al ejecutivo.                                        

Para cualquier comentario, sugerencia, opinión y aclaración al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y al teléfono celular: 921 172 7002.