Sábado 21 Octubre 2017

En sintonía con la preocupación de los vecinos por donde atravesará el gasoducto de Xalapa, la diputada Tanya Carola Viveros Cházaro, del grupo legislativo de Morena en el Congreso Local, propuso un Anteproyecto de Punto de Acuerdo que contempla, en primer lugar, la creación de la Comisión especial para atender las problemáticas relativas al proyecto de distribución de gas natural para la Zona Geográfica de Veracruz.gasoducto2

En días pasados, el Ayuntamiento de Xalapa aprobó la construcción de un gasoducto de 12 kilometros que atravesará los municipios de Xalapa, Emiliano Zapata y Coatepec. Lo que ha generado diversas manifestaciones en contra.

La legisladora advirtió sobre el peligro que representa hacer un ducto de esta naturaleza bajo avenidas altamente transitadas. El gasoducto, dijo, “no tendría por qué pasar, necesariamente, por Xalapa”. Además, señaló que el objetivo principal de la obra, que será ejecutada por la empresa Gas Natural Noroeste, no es el bienestar de los ciudadanos, pues a éstos ni siquiera se les tomó en cuenta, sino “el de abastacer de gas a las empresas Nestlé y Coca Cola en territorio coatepecano; pero después proveerá el servicio al interior de la ciudad”.

La representante del distrito XI, Xalapa 2, denunció en el Congreso de Veracruz que “esta autorización se inserta en la Reforma Energética, en la cual todos los hidrocarburos se están entregando a los mejores postores”.

“La Comisión Reguladora Energética, bajo la justificación de ‘abrir mercado’, entrega el gas natural de nuestro subsuelo para que quienes hagan negocio sean las grandes trasnacionales, dando cero beneficios a la ciudadanía y depositando el riesgo en ellos. El caso del gasoducto de Xalapa y de la Zona Geográfica de Veracruz es una manifestación de cómo opera este despojo” –denunció Viveros Cházaro.

El mencionado Anteproyecto de Punto de Acuerdo también contempla que se cite a comparecer a las autoridades municipales y estatales que avalaron la construcción del Gasoducto de Xalapa y del proyecto de distribución de gas natural a la Zona Geográfica de Veracruz.

En tercer lugar, la propuesta en cuestión exhorta a las autoridades municipales de Xalapa, a su alcalde y regidores a que hagan pública la información relativa a la autorización de la obra del Gasoducto de Xalapa, así como a mantener un diálogo con la ciudadanía para hacerla partícipe de dicha autorización.

La diputada advirtió que todavía hay muchas preguntas por resolver:

“¿Estamos dispuestos a correr el riesgo de una explosión, por menor que ésta sea, con el fin de abastecer dos industrias trasnacionales? ¿Qué gana la ciudad por poner en riesgo a sus habitantes, si la distribución y venta de gas natural beneficiará a las cuentas de la Nestlé y la Coca Cola? ¿Se cobrará algún impuesto a la empresa de Gas del Noroeste? ¿Por qué se decidió pasar el gasoducto en medio de la mancha urbana de la ciudad de Xalapa? ¿No era más corto, y menos riesgoso, pasarlo entre la zona rural de Emiliano Zapata y Coatepec, que colindan?. Si el proyecto de distribución de Gas Natural es tan positivo, ¿por qué no hacerlo? ¿Por qué no preguntar a los ciudadanos qué quieren para sus ciudades? ¿Los creemos incapaces o vamos a seguir gobernando sin escucharlos?”.

El gasoducto de Xalapa es sólo “la más avanzada de una serie de proyectos que pretenden surtir de este hidrocarburo al norte y al centro del estado. La zona conurbada de Córdoba- Orizaba, en el Puerto de Veracruz, en la Zona Metropolitana de Xalapa y en los municipos de Poza Rica, Tihuatlán, Cazones, Papantla, Tuxpan, Pueblo Viejo y Pánuco. Lo anterior nos hace pensar que, si bien el gasoducto de Xalapa pudiera ser el primero, no será el único, dado que ya está el estudio de impacto ambiental para la zona conurbada de Códoba-Orizaba” –indicó la legisladora-.