Martes 19 Septiembre 2017
Margaro Escudero Luis
De 1810 a 2017: 55,000,000 millones de pobres en México; 43% de mexicanos en pobreza extrema
Septiembre es considerado como "el mes de la Patria"...están próximos los festejos de el inicio de la guerra de Independencia y de la Batalla de Chapultepec; reciente está la conmemoración de la Batalla de Río Churubusco en agosto pasado. En tales levantamientos armados murieron miles de mexicanos y muchísimos extranjeros, algunos a favor y otros en contra de los movimientos rebeldes. 
 
Anoche leí una nota donde la empresa de riesgos Moody's  (norteamericana, por cierto) anticipa devaluaciones y calamidades sin fin en el caso de ganar López Obrador las elecciones presidenciales; cita la parasitaria firma que "el dolar se dispararía como nunca y la economía mexicana colapsaría estrepitosamente".... 
 
Por otro lado, la renegociación del TLCAN, (a todas luces beneficioso para los dos grandes de norteamérica y con muchas restricciones y limitaciones para México) se encuentra en un impase tenebroso, nada optimista.
 
Si mal no recuerdo, la injerencia norteamericana en México y sus asuntos interno siempre ha existido; desde antes del despojo histórico del 50% de nuestro territorio a la fecha; nadie ignora, por ejemplo, que fue el embajador gringo Henry Lane Wilson quien instigó al beodo y asesino presidente de facto Victoriano Huerta a asesinar sin piedad a Madero y Pino Suárez, presidente y vice presidente mexicanos electos por libre sufragio y asesinados en febrero de 1913.
 
Si a estos puntos agregamos el nulo crecimiento económico nacional por décadas; el ingreso de millones de familias clasemedieras a pobreza extrema; el cínico despilfarro de los dineros nacionales por instituciones como el INE; el oprobioso y obsceno saqueo de las arcas estatales por gobernadores criminales (quienes merecen paredón o muerte a degüello, como cerdos traidores); el alarmante incremento en la criminalidad, cada vez más cruel y sanguinaria, impune y poderosa, nos preguntamos: 
 
¿Qué chingados vamos a celebrar?, ¿con qué cara vamos a enarbolar la sacra bandera nacional y gritar vivas en su nombre, si somos una partida de gallinas, cobardes y acomodaticios?... Los bancos están en manos de extranjeros; nuestras tierras, litorales y riquezas están en posesión de compañías trasnacionales, nuestra cultura está permeada por  tendencias extranjeras (algunas perniciosas como el pinche reguetón); nuestros pueblos indígenas están siendo despojadas de sus tierras milenarias por mineras, constructoras y perforadoras propiedad de extranjeros (Xochicuautla y Salaverna, por ejemplo); los recursos petrolíferos se cedieron a extranjeros sin oponer la mínima resistencia; nuestro sistema educativo es obsoleto; el sistema de salud está rebasado por las necesidades de los mexicanos...
 
43% de los mexicanos viven hoy en pobreza extrema, 55,000,000.00 de almas que despertamos con la angustiosa pregunta: ¿Qué diablos vamos a comer hoy?...
 
Hay mucho qué hacer para lograr la VERDADERA INDEPENDENCIA de México; será una labor titánica, pero no imposible. 
 
Quizá nosotros no veamos el amanecer de esa Patria Libre con la que tantos soñamos, quizá nos lleve una o dos generaciones purgar la corrupción y arrasar de cuajo la desidia y apatía que nos caracteriza; es posible que tardemos mucho tiempo en despojarnos de nuestra pereza, ignorancia y fanatismo que nos han hundido por más de 400 años....
 
Pero nada es imposible... por hoy y siempre: ¡México Libre, México Digno!

.

 

GACHO_SEPT11.jpg