Viernes 24 Noviembre 2017

LUCHA ANTICORRUPCIÓN, ARGUMENTO PUBLICITARIO DEL GOBIERNO FEDERAL

Hasta hoy, el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) únicamente ha sido un eslogan de campaña y argumento publicitario del Gobierno Federal, porque es evidente que el combate a los actos de corrupción no avanza dentro de las dependencias ni brinda elementos para procurar justicia en nuestro país, aseveró el diputado Rogerio Castro Vázquez.

“Es para que salga en los medios de información. Para decir que sí se está haciendo algo contra la corrupción, pero vemos que no avanza el tema en las instituciones. Faltan elementos para procurar justicia en este país. Faltan varios nombramientos. Falta que los estados armonicen sus leyes y que echen a andar también los sistemas anticorrupción de los estados”, puntualizó.

Al legislador federal de Morena le tocó presentar la postura de su partido en torno a un Punto de Acuerdo para exhortar al Comité de Participación Ciudadana del SNA, para que realice una evaluación y dé a conocer las recomendaciones necesarias para el cumplimiento del proceso de implementación del Sistema Nacional Anticorrupción.

Ante el pleno de la Cámara de Diputados, expuso la necesidad de implantar cambios estructurales y políticos para que México pueda tener un verdadero Estado de Derecho y un orden que active las instituciones encargadas de combatir la corrupción.

Al Punto de Acuerdo, Castro Vázquez agregó la exigencia de que la rendición de actividades se haga ante la Cámara de Diputados y se incluya en la lista a los integrantes del Comité Coordinador del SNA.

“La corrupción lastima a la sociedad, trae efectos nocivos a la economía e incluso le quita legitimidad a los gobiernos, a las instituciones; provoca desigualdad, inequidad, falta de democracia, porque en nuestro país este mal y la impunidad son el sistema mismo”, puntualizó el también Presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción.

En ese contexto, apuntó que durante 30 años se ha justificado la corrupción mediante leyes, a través de hacer acuerdos y sobornos, así como muchos otros negocios que se han hecho al amparo del poder público.

Esta problemática, sostuvo, dio origen al Comité de Participación Ciudadana del SNA, que hoy está acotado con la falta de nombramientos de fiscales y con la reticencia de los estados para armonizar sus leyes y sistemas respectivos contra la corrupción.