Viernes 25 Mayo 2018

Discurso

Ciudadano Miguel Ángel Yunes Linares, Gobernador Constitucional del Estado.

Ciudadana María Elisa Manterola Saiz, Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado.

Señoras y señores diputados.

Señoras y señores.

En esta fecha comparece el Gobernador para confrontar ideas y planteamientos con los integrantes del Congreso, su presencia se debe a un acto voluntario y sin que ninguna norma jurídica lo constriña, más aún:  él mismo fue quien formuló la petición que hoy se materializa; este acto debiera inscribirse, como propio y habitual de una vida republicana y democrática plena, sin embargo, no basta la forma para aprobar como republicano y demócrata al gobernador compareciente, una dilatada serie de razones lo alejan de estos encomiables adjetivos, y por ello, con la honrosa representación del Grupo Legislativo de Morena en esta Legislatura me permito señalar, en forma respetuosa, las razones del disenso:

I. Ausencia de transición.

Con independencia de los debates conceptuales sobre la transición, su idea primigenia y mínima es la de pasar de un modo de ser a otro distinto, consumar un cambio, reemplazar a los actores y practicas indeseables del pasado, aplicar sanciones a quienes violaron la ley, a los que desfalcaron los fondos públicos, abusaron del poder y violentaron derechos humanos. Pues bien, todos estos reclamos se encuentran vigentes en su exigencia, a pesar de la captura y encarcelamiento del Gobernador anterior y algunos de sus colaboradores, el valladar de la impunidad parece, hasta ahora, invencible e impide consumar el cambio, ha faltado visión de estado, voluntad necesaria o, en el mejor de los casos, capacidad para realizar la transición.

Los veracruzanos votaron en el año 2016 por un cambio tangible del gobierno y así, con las escasas reservas de confianza democrática, los ciudadanos acudieron a las urnas exigiendo cambios de forma y de fondo, y hoy, a un año de ejercicio gubernamental del ofrecimiento de transformación y de alternancia su gobierno se desnuda como un instrumento de mercadotecnia electoral, y los hechos revelan que no hay transición, ni voluntad política para ello, en ninguno de los tres poderes del Estado, a saber:  Ejecutivo, Legislativo y Judicial; tampoco existe transición en la frívola Fiscalía General del Estado.

  

Hoy queda claro que no se tuvo nunca un método y una agenda posible para alcanzar los ofrecimientos hechos, que se perdió la oportunidad de desenmascarar a fondo las complicidades del régimen precedente con sus padrinos políticos en el poder federal –sólo se amagó con cimbrar al país–, de recuperar sustantivamente lo mal habido, de rendir cuentas claras, de aplicar una auténtica austeridad en el gasto corriente, y de gobernar en la pluralidad. La transición de estado requiere estadistas y no oportunistas electorales. El bono democrático se le fue de las manos ciudadano Gobernador.

II. Fracaso en materia de seguridad pública e incremento de la criminalidad.

Preservar la vida, la libertad, la dignidad y el patrimonio de los ciudadanos es la primera e ineludible responsabilidad de los gobernantes, a tal grado que, se puede afirmar, que el gobierno que no sirve para preservar la vida de los ciudadanos, no sirve para gobernar.

A pesar haber sostenido en campaña electoral que recuperaría la seguridad y la tranquilidad para los veracruzanos en un plazo de seis meses, a partir de su arribo al gobierno, vencido por partida doble ese plazo, las cifras resultan escalofriantes: no sólo estamos muy lejos de recuperar una vida cotidiana medianamente segura, sino que, al contrario, durante su mandato se alcanza un record criminal histórico en los últimos veinte años, pues al compararse la numeralia de delitos de alto impacto del fuero común, en los peores años de cada administración anterior a la suya tenemos que, con Fidel Herrera Beltrán presentó 6,056  actos delictivos; con Javier Duarte de Ochoa sumó 8,709 actos delictivos y, en los primeros once meses de su gobierno 9,461 actos delictivos.

Imagen1

 

Ciudadano Gobernador, como dijo una de mis compañeras diputadas, estos datos no son sólo números, son personas, familias, comunidades afectadas por la incapacidad de su gobierno de brindar una seguridad publica mínima, esto a pesar de que usted afirmó tener, y ahora citó: “…la experiencia suficiente para lograrlo y la mano dura para actuar en contra de los delincuentes”. Nos negamos a imaginar cómo estaríamos de no tenerla.

Pasando a la visión de seguridad pública de su gobierno, merece recordarse que su Secretario, el Licenciado Jaime Téllez Marié vino a este Congreso a sostener una tesis impresentable, al afirmar que las muertes de los criminales no le interesan, que los enfrentamientos entre bandas criminales no le preocupan.

Imagen2

No atender las muertes de presuntos criminales es, por decirlo suavemente, una visión primitiva y bárbara del problema, que menosprecia los “daños colaterales” consistentes en la muerte de inocentes como los menores de edad ejecutados despiadadamente en Coatzacoalcos, o el hecho de que 5, de 11 ejecutados y abandonados en Boca del Río, no tenían antecedentes criminales, o las incontables muertes de jóvenes, adolecentes muchos de ellos.  

Cuando se califica de primera intención como criminales a todos los ejecutados, usted sabe, al igual que su Secretario del ramo, por su formación jurídica, que se atropella e ignora el principio de presunción de inocencia y, con ello, una disposición expresa de la Constitución Federal y derecho fundamental en nuestro país, pésele a quien le pese.  

¿Usted avala ciudadano Gobernador esa posición del Secretario Téllez Marié? ¿No es necesario rectificar e instrumentar una política de atención a la juventud y de crecimiento económico para prevenir ilícitos?

Es un error reducir la seguridad publica a un asunto policiaco, se requieren, para resultados eficaces, que el poder público se ciña, sin ambages, a la ley que a todos obliga, y dotado de fortaleza institucional, y autoridad moral, encabece la lucha contra el crimen, exento de funcionarios venales y agentes policiacos corruptos. Sin estas condiciones el hacer y el quehacer en esta materia seguirán siendo –como hasta ahora– el un minotauro perdido en su laberinto.

III. Acción electoral disfrazada de política social.

Si se compara su programa central para el desarrollo social, “Veracruz Comienza Contigo” con el “Programa Adelante” de Duarte de Ochoa las similitudes revelan casi un plagio en los aspectos centrales de ambas estrategias: en los objetivos, los ejes rectores,  el empadronamiento, las fuentes de financiamiento, la coordinación interinstitucional, la evaluación, las reglas de operación, e incluso las formas de participación ciudadana.

El periódico El Universa y la Organización Nacional Anticorrupción (ONEA), revelan y develan la entrega de la operación del programa insignia del gobierno del Estado en desarrollo social al PAN. ONEA, también señala 2,419 personas, con nombres y apellidos, de funcionarios contratados por la SEDESOL estatal de diciembre de 2016 a 10 de septiembre de 2017.

Al comparar la información proporcionada por ONEA y el portal de transparencia de SEDESOL estatal, hemos podido identificar, como funcionarios de “Veracruz Comienza Contigo”, centenares de militantes panistas y perredistas.

En un insólito alarde de sinceridad el diputado Segio Hernández, coordinador del Grupo Legislativo panista en este Congreso, reconoció ante la prensa que es natural que la Secretaría de Desarrollo Social contrate a panistas y perredistas para la operación de sus programas, que el PRI, también lo hacía, validando con esta declaración la información proporcionada por ONEA.

En la supuesta politica social de los gobernadores Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes subyace la misma intención: ganar las elecciones, no importando que para ello la política social se reduzca a entregar despensas y se utilice la pobreza y la marginación como caldo propicio para subyugar, mediante programas sociales, la intención del voto.

Lo anterior se acredita empiricamente porque fue en los mas de 100 municipios ganados en la pasada contienda electoral por la coalición que en su momento lo postuló a gobernador, donde fueron direccionadas el 60% de las afiliaciones de beneficiarios al programa “Veracruz Comienza Contigo”.Imagen3

La Secretaría de Desarrollo Social de su gobierno, se comporta plenamente como área de acción electoral de la coalición PAN-PRD, pues así se evidencia con sus centenares operadores panistas y perredistas. Sobresale en esto la denuncia, del Presidente Municipal de Ilamatlán el día de ayer, ante los medios informativos. En este escenario, bien podriamos estar en presencia de violencia institucional contra los veracruzanos mas desprotegidos y en pobreza, Morena promoverá, en su caso, las medidas precautorias de observación, las denuncias legales y las acciones políticas pertinentes.

Gobernador: pudo usted pasar a la historia como un hombre de Estado, con miras más altas que intereses políticos de corto plazo, pudo ser el gobernador de la transición democrática en Veracruz, trate de hacerlo, aún le queda un año para intentarlo.

En nombre de los veracruzanos que representamos, el Grupo Legislativo de Morena, le demanda con respeto, pero con firmeza, que cumpla con su obligación constitucional de gobernar para todos y apegado a la Constitución y sus leyes, como lo juramentó.

Muchas gracias por su atención.