Viernes 20 Octubre 2017

Restos de un puerto comercial Prehispánico de villa Allende

MARGARITO ESCUDERO LUIS

Coatzacoalcos.- En la Galería del Archivo Histórico Municipal se mostró una colección de piezas arqueológicas encontradas en las excavaciones del túnel sumergido, del lado de villa Allende, que demuestran la existencia de un pueblo de pescadores y un puerto comercial, informó Marisol Talavera Santopietro, curadora y encargada de la Galería mencionada.

Son pequeñas piezas que muestran la gran actividad que se realizaba en la aldea que también funcionó como puerto comercial, según lo demuestran los hallazgos.

Marisol Talavera dijo que lo que trató de mostrarnos el arqueólogo que hizo a bien prestar las piezas, fue un poco de lo mucho que se encontró en la excavación del dique seco, cuando se construía; y fue un salvamento ya que cuando se le da la notificación al INAH de que estaban apareciendo piezas arqueológicas, ya habían quitado cuatro metros de profundidad y así se perdieron los últimos períodos, que serían la Conquista Española y el Pos clásico tardío.

Agregó que se encontraron muchas representaciones en cerámica de la gente, de la fauna, encontró talleres de cerámica.

Es de destacarse que los habitantes de esa aldea comerciaban con chapopote, pues encontró grandes cantidades de ese material contenido en ollas, que al parecer así se estilaba para llevarse a otros lados.

ERA UN PUEBLO DE PESCADORES

También descubrió que se trató de una aldea de pescadores, encontró muchos contrapesos para las redes, lo que significa que había mucha actividad pesquera.

Hay muchas representaciones de flautas, ocarinas, instrumentos musicales, o sea que a la población le gustaba la música, divertirse, tener fiestas; pero lo más interesantes, es que es muy evidente el contacto con Teotihuacán y con el área Maya, representado en figurillas y cada pieza  representa una pequeña parte de las actividades que se realizaban en la aldea.

Mientras más profundo se encuentra algo, la antigüedad es mayor, entonces la temporalidad más antigua que se encuentra en esa excavación es del preclásico medio; alrededor de 400  a 800 años antes de Cristo.

La muestra ofrece una vista de artículo hecho en obsidiana, como cuchillos, navajas y puntas de flecha; otras piezas representan a la muerte y como prueba del contacto con Teotihuacán, hay unas figurillas representado humanos con la particularidad de estar articuladas, es decir, con movimientos en brazos y piernas.

La arqueóloga lamentó que la maquinaria que realizó los primeros trabajaos del túnel sumergido, destruyera las primeras capas, lo que representa una gran pérdida, “pero de lo perdido lo recuperado, ya que lo que se encontró, aporta datos muy interesantes de la Prehistoria de Coatzacoalcos, cosas que no nos imaginábamos que existieran aquí”.

Sin embargo, se trata de una pérdida enorme, porque nos quedamos sin saber qué sucedió; si cuando llegaron los españoles, encontraron esta villa funcionando o ya no existía, “¿qué pasó?, eso se perdió desgraciadamente”.

NO ESTABAN AISLADOS

La experta aclaró que no puede tratarse de una comunidad aislada, ya que se demuestra que mantenían contacto con el altiplano; es muy probable que existieran más asentamientos, ya fuera más cerca del mar o más río arriba; “de hecho otras dos excavaciones, una de ellas en lo que ahora es Paso Nuevo o Barragantitlán, se encontró un asentamiento, pero no muy grande; y la arqueóloga María de Lourdes Hernández Jiménez, descubrió en lo que hoy es la planta de Etileno, un asentamiento muy grande”; por eso no pudo estar aislado, debe haber muchas cosas más; el arqueólogo Alfredo Delgado Calderón piensa que este era sólo un puerto comercial, pero  debe estar ligado con otros puertos comerciales a lo largo de la costa.