Lunes 18 Junio 2018
Margarito Escudero Luis
Definitivamente tomar el poder es totalmente diferente a ocupar el cargo. Empoderarse tiene que ver más con una actitud personal que observar el respeto debido a las leyes y reglamentos para la administración de un cargo.
Cuando los subalternos se dan cuenta que el funcionario no tiene el poder, buscan la manera de socavar la autoridad que la ley le da.
Cuando el enemigo legalmente vencido, en un proceso aprobado por la ciudadanía, observa que el triunfador es incapaz de empoderarse utilizando los recursos y herramientas que el vencido dejó, aprovecha la oportunidad para exhibirlo como incapaz, como no merecedor de la confianza depositada en él o ella.
Porque para construir lo nuevo, se debe pasar por encima de lo viejo, quitándole las herramientas de su empoderamiento y utilizar la nuevas.
Pero, si no se traen, si no se construyeron esas herramientas en tiempo y forma, el resto de la gente podrá ver que el poder aún está en las manos del que se pretendió vencer.
No es lo mismo tener y usar el poder que únicamente administrar.

.

 

GACHO_SEPT11.jpg