Sábado 21 Julio 2018

Por Plinio Soto Muerza

Dos sucesos, aparentemente desconectados, se articularon para la segunda quincena de abril, y vienen a confirmar la ofensiva que lanzó el yunismo contra Morena en Veracruz. Por un lado, la presentación del libelo de Claudia Guerrero, bajo el pomposo título de la Traición, que describe unilateralmente el escándalo de los video escándalos de Eva Cadena; y el segundo hecho, la negativa del registro como candidato a diputado local por la vía de la reelección al actual diputado Amado Cruz Malpica, por el distrito 29 con cabecera en Coatzacoalcos, por parte del Organismo Público Local Electoral (Ople).

Tanto en el libelo de Claudia Guerrero, como en la negativa del Ople, se respira un pavor contra el actual coordinador del grupo legislativo de Morena en el Congreso del estado; un miedo de que el diputado por Coatzacoalcos vuelva a ganar su distrito y esté en las mejores condiciones de repetir el encargo de coordinador , y como se ve en las expectativas electorales estatales de los partidos, llegar con una numerosa bancada y abrirse el camino hacia la Presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), misma que le fue negada en ésta XLIV Legislatura con artificios legaloides de la mayoría artificial del PAN, siempre bajo la orden directa del propio Yunes Linares de evitar a toda costa la llegada de Amado Cruz y de Morena a dicha presidencia.

La ofensiva contra Amado Cruz Malpica, es sin duda la comprobación de la campaña, mucho más grande y preocupante contra Morena y sus candidatos. El guion de Yunes Linares está trazado y sus contenidos definidos claramente en las páginas del libelo de la otrora periodista Claudia Guerrero, y llevan el sello de origen del Palacio de Gobierno en Xalapa: atacar sin prueba alguna a AMLO, a Rocïo Nahle, a Cuitlahuac y al diputado Amado Cruz. Con premisas falsas, sin corroborar fuentes, bajo una visión unilateral de los hechos, con una sola voz protagónica tergiversando datos, fechas y acontecimientos, la ofensiva yunista dio comienzo.

El guion escogido por el yunismo es la difamación, la mentira, la construcción de una ficción política contra los liderazgos más sobresalientes morenistas, y para ello pone a todo el aparato del gobierno del estado al servicio de esta cruzada antimorena.

El diputado Amado Cruz Malpica, se ha destacado por sus intervenciones en tribuna, haciendo pedazos los argumentos de los corifeos yunistas. Por ejemplo, en la sesión del 18 de enero del 2018, al discutirse el dictamen de la comisión permanente de Justicia y Puntos Constitucionales, sobre el Proyecto de decreto de Interpretación auténtica del art. 59 fracción III de la Constitución Política del estado de Veracruz, que había solicitado el propio el Magistrado Edel Humberto Álvarez Peña, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, para pedirle a los propios legisladores que ellos mismos interpretaran la Constitución, cuando esa es una facultad del Poder Judicial, tal y como lo recordó el dip. Malpica, al citar el artículo 56 de la Constitución veracruzana, que establece que es atribución del poder judicial garantizar la supremacía y el control de esta Constitución mediante su interpretación. En su exposición el dip. Amado Cruz expuso que está claro para cualquier estudiante de enseñanza media, que una cosa es la Constitución y otra las leyes reglamentarias. A pesar de su aportación constitucionalista, la mayoría artificial del PAN y sus aliados, llevaron a votación el dictamen, quedando evidenciada el nivel de su sapiencia.

Otro ejemplo de intervención que quedó para la historia de la XLIV Legislatura, fue cuando en torno al debate por la solicitud que se hiciera de citar a comparecer al Secretario de Finanzas del gobierno del Estado, en la sesión del 19 de enero del 2017, y ante las evidentes mentiras que expusiera el dip. del PAN, Gregorio Murillo Uscanga sobre las visitas del candidato de Morena a la Casa Veracruz a recoger, según el dip. panista, maletas llenas de dinero, el dip. Amado Cruz Malpica vapuleó al panista con un lacónico. “Dicen que para tener la lengua larga, hay que tener la cola corta”, y remató, “aquí están los medios informativos y está el registro que ha permitido la memoria histórica al pueblo veracruzano de cómo se ha votado en este recinto. Y le voy a decir cómo se ha votado: con quien hizo alianza Acción Nacional para sacar un presupuesto absolutamente contrario a la Constitución, hizo alianza con el PRI, no lo hicieron con Morena, eh… y les voy a decir con quién votaron los asuntos centrales de la Legislatura, las comisiones, donde excluyeron a Morena… con el PRI, y les voy a decir con quién votaron el fiscal a modo: con el PRI. No se anden peleando, después los andan buscando aquí en la tribuna”.

Y qué decir de la intervención del dip. Cruz Malpica de cara al propio Yunes Linares, cuando asistió por estrategia mediática al Congreso el 30 de noviembre del 2017. En esa ocasión el representante del distrito 29 de Coatzacoalcos, expuso: “Hoy, quedó claro que no se tuvo nunca un método y una agenda posible para alcanzar los ofrecimientos hechos, que se perdió la oportunidad de desenmascarar a fondo las complicidades del régimen precedente y a sus padrinos políticos en el Poder federal, ello quedó solamente en un amago de cimbrar al país, de recuperar sustantivamente lo mal habido, de rendir cuentas claras, de aplicar una auténtica austeridad en el gasto corriente y de gobernar en la pluralidad. La transición de estado requiere, estadistas, ciudadano gobernador, no requiere oportunistas electorales. El bono democrático se le fue de las manos”.

En la actual coyuntura Morena debe de proteger a sus cuadros dirigentes, como a todos sus simpatizantes y votantes potenciales; no puede darse el lujo de equivocarse y errar en sus decisiones. Tampoco puede pasar por alto la serie de infamias contra servidores públicos del Ayuntamiento de Xalapa, quienes desde su cotidianidad entablan una tenaz lucha contra los vicios heredados del pasado.

Si, Morena tendrá que responder a la ofensiva yunista de la mejor manera, ingeniosa, creativa anteponiendo el interés de los ciudadanos por encima de los intereses de la clase política, y debe sí aspira a gobernar Veracruz, preparase para resistir la embestida que viene desde la perversión de la política dibujada desde el Palacio de Gobierno del estado.

La semana que entre AMLO estará de nueva cuenta en Veracruz, en su primera visita ya como candidato presidencial. Veremos cómo se desata Yunes Linares y su miedo, ya lo veremos repartir en forma gratuita el libelo sobre Eva Cadena, y los montajes que tienen como pilar fundamental la mentira y la calumnia. En ese escenario, la inmovilidad no sería opción para Morena en Veracruz.

.

 

GACHO_SEPT11.jpg