Lunes 16 Julio 2018

Derecho Penal debe ampliar sus funciones

Coatzacoalcos, Ver., 27 de abril de 2018.- El Derecho penal en la sociedad moderna, consiste en un instrumento estabilizador de los nuevos riesgos surgidos en la sociedad, dijo Raúl Eduardo García Víquez, investigador y académico especialista en temas de seguridad.

El profesor de la Universidad de Sevilla, España, y especialista en derecho penal, victimología y criminología participó en el Foro Regional para la Prevención Social del Delito y el Sistema de Justicia Penal, con su ponenciaSociedad del riesgo, política criminal y prevención del delito.

Raúl Eduardo García Víquez expuso que el moderno Derecho penal cobra gran relevancia en un ámbito global, por ejemplo en el terrorismo, delitos ecológicos, tráfico de drogas, delincuencia organizada, delitos informáticos, entre otros.



Dijo que en el ámbito de la sociedad global se le ha dotado de nuevas funciones al Derecho penal, por lo que este se ha convertido en un instrumento flexible de armonización con los problemas globales, esta nueva función trae aparejada la expansión (racional) del Derecho penal, pues nos encontramos ante un Derecho crecientemente unificado.

“El Derecho penal hoy día se enfrenta a nuevas expectativas debido a los vertiginosos cambios que vive la sociedad como consecuencia de la globalización, uno de los debates más fructíferos en cuanto a globalización y Derecho Penal se refiere, se encuentra en el denominado Derecho Penal Medioambiental, en el que la impotencia de los Estados frente a la globalización se hace visible de manera patente; así como en el orden socio-económico, la utilización de nuevas tecnologías o el terrorismo (global), en este sentido, se trata de dar una respuesta global a un problema trasnacional, así la globalización jurídica o mejor dicho la legalización global, se ve reflejada en la implementación de regulaciones que superan la competencia de los Estados”, abundó.

Bajo este contexto, agregó García Víquez, el Derecho Penal no sólo va a tener una importancia en el ámbito nacional, sino que también va a ser un medio para combatir el crimen global.

“El Derecho penal, en la actualidad tiene un alcance global con significativos problemas prácticos que surgen de los diferentes derechos sustantivos así como de los derechos procesales, en el que muchos de los problemas se desplazan al Derecho penal, en vez de encontrar soluciones en su orden natural que es el Derecho de policía; como consecuencia se tiene hoy más que nunca al Derecho penal con graves problemas de eficacia y legitimidad , no obstante lo anterior no es óbice para regular a través del Derecho penal estas nuevas necesidades que no sólo surgen en el ámbito nacional, sino que tienen un alcance global, por lo que si bien se puede pensar prima facie que se presentan problemas de eficacia y legitimidad”.

Por lo anterior, se pronunció por buscar respuestas satisfactorias que se adecuen a las nuevas formas de delincuencia y no sólo denunciar el detrimento del Estado liberal de Derecho, pues en la actualidad el moderno Derecho penal no hace otra cosa que regular una pluralidad de conductas que con antelación se encontraban fuera de su alcance.