Lunes 23 Octubre 2017

Margarito Escudero Luis

Todo indica que la planta de Clorados Tres ya no será reconstruida o, por lo menos, no por el grupo Mexichem que fuera el beneficiario primero de la privatización de Petróleos Mexicanos.

La destrucción que provocó la explosión, donde perdieron la vida muchos obreros, hace que la planta sea construida totalmente nueva, pero el millonario dueño de Mexichem segura que no tiene dinero para semejante empresa.

Tal vez Pemex retome la planta y la construya nuevamente o la deje en el abandono para que sea otra empresa privada la beneficiada con el mercado que se le deja.

Esta pudiera ser Braskem, a la que Pemex no le ha cumplido puntualmente con la entrega de gas para realizar sus operaciones, por lo que la brasileña no está operando al cien por ciento.

Pero Braskem también tiene sus problemas. Hace unos días hubo un gran estruendo en la planta, que provocó pánico entre las poblaciones cercanas, también un apagón hizo creer que la responsable del “ruido” en Braskem fuera la Comisión Federal de Electricidad; pero según se informó, Braskem no recibe energía eléctrica de la CFE, al contrario, la empresa privada vende energía a la CFE, para que su vez la revenda a los ciudadanos.

Si la planta brasileña no está trabajando al cien, puede suponerse que no produce suficiente energía para vender a la CFE o, fue demasiado el esfuerzo de sus generadores que tronaron.

Como sea, hay algo ahí que debiera investigarse, porque la gente (que para el caso es lo que menos importa a los empresarios), está muy ciscada.

Afortunadamente no pasó a mayores, pero el experiencia reciente de Mexichem pone en el ojo a la Braskem, sobre todo porque se trata de una planta nueva.

DEJADEZ

Lo anterior puede derivar en una gran investigación contra aquellos funcionarios que está operando la privatización, pues al parecer no se toman en cuenta la medidas de seguridad que deben ofrecer las empresas privadas, que están acostumbradas a trabajar con el menor costo posible; así quedó de manifiesto con Clorados Tres, ya que la falta de mantenimiento provocó el accidente.

Se dijo a tempo, que los obreros alertaron a supervisores y jefes que había fugas, que debían ser reparadas, pero esos jefazos no hicieron nada. Las consecuencias ahí están.

Si el mismo gobierno sólo se interesa en quedar bien con los empresarios trasnacionales o mexicanos, los accidente como el de Clorados se repetirán y no habrá culpables para entonces.

INFORME

Es bueno destacar el éxito en la presentación del informe que rindió a la ciudadanía la diputada federal Rocío Nahle García el pasado sábado.

EL evento dejó claro que muchas personas están cambiando su forma de ver el proceso político; como que ya se dieron cuenta que su participación es importante, que no solamente se trata de votar, sino de exigir cuentas y el ejemplo se está poniendo ya.

El próximo congreso local pinta para ser diferente. Sin mayoría para nadie, los diputados de las diferentes expresiones políticas que participarán, tendrán que mostrar toda su capacidad política para sacar adelante agendas importantes.

Está visto que el gobernador electo no tendrá a la mayoría de los diputados a su disposición y que  la oposición va dispuesta a dar trasparencia a la Cámara de Diputados, para que el pueblo sepa que es lo que sucede a su interior, qué es lo que hacen todos los diputados y cómo se manejará el presupuesto.

Será un congreso diferente, falta mucho por ver y seguramente habrá jaloneos, porque muchos legisladores van con la idea de más de los mismo, esperemos que esos no conformen la mayoría, pues son susceptibles de ser cooptados por el gobernador que, por su origen, sabe como hacerlo.

Por lo pronto Rocío Nahle se puso a la vista de todos y ya están saliendo los detractores, asegurando sin saber que la legisladora no ha hecho nada. Críticas sin sentido, todas provenientes de militantes de partidos diferentes al que pertenece Nahle o de plano de personas pagadas por los políticos oficialistas.

Pero aún falta mucho por ver y hasta entonces veremos cambios o veremos lo mismo de siempre. Cuestión de tiempo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

.

 

GACHO_SEPT11.jpg