Miércoles 18 Octubre 2017

Obligado Gobierno Federal a disminuir altos índices de muertes violentas

La diputada María Antonia Cárdenas señaló que México asciende rápidamente en el ranking mundial para ocupar los primeros sitios por la creciente ola de violencia contra y entre los jóvenes.
 
En el marco del Día Internacional de la Juventud, la integrante de la bancada de Morena señaló que México se ubica entre los siete países que registran tasas de homicidio de más de 30 por cada 100 mil habitantes.
Ante los altos índices de muertes violentas entre los jóvenes mexicanos, durante los últimos años, el Gobierno Federal –de manera coordinada con los gobiernos estatales y municipales– está obligado a establecer una estrategia para disminuir dicha problemática, señaló la diputada María Antonia Cárdenas Mariscal, integrante de la bancada de Morena.
 
“Lamentablemente México va ascendiendo rápidamente en el ranking mundial para ocupar los primeros sitios por la creciente ola de violencia contra y entre los adolescentes y jóvenes. Un ejemplo de ello son las posiciones que hemos ocupado en los últimos años en el panorama internacional”, puntualizó.
 
En el marco del Día Internacional de la Juventud, que se celebra cada 12 de agosto desde 1999, explicó que cada año se cometen en el mundo 200 mil homicidios entre jóvenes de 10 a 29 años, lo que se traduce en un 43 por ciento del total mundial anual de asesinatos, de los cuales el 83 por ciento son del sexo masculino.
 
A través de un Punto de Acuerdo que presentó a la Comisión Permanente, precisó que 22 países del Continente Americano registran tasas de violencia letal que superan el promedio mundial, de los cuales siete registran tasas de homicidio de más de 30 por cada 100 mil habitantes.
 
México, subrayó la legisladora de Jalisco, se encuentra dentro de esos siete países y también entre las naciones de América Central que, desde 2014, registraron un aumento significativo en los índices en este rubro.
 
“La violencia es un problema internacional que incluye diversos actos que van desde la intimidación y riñas, hasta el homicidio, amenazando el derecho humano más básico que es el derecho a la vida. Desafortunadamente, en este contexto quienes representan la mayoría de víctimas, pero también de agresores violentos, son los jóvenes”.
 
Al respecto, indicó que la violencia es la principal causa de muerte entre los jóvenes mexicanos, tanto por homicidios y accidentes en el transporte por consumo de alcohol, como por lesiones auto infligidas, de acuerdo con el Fondo de Población de Naciones Unidas.
 
Ante esta situación, agregó, es urgente establecer políticas públicas que realmente respondan a las necesidades de los jóvenes, ya que son el sector clave de la población para impulsar el desarrollo del país.
 
Destacó que si bien en 2013 se creó la Comisión Intersecretarial para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, con un presupuesto anual de 2 mil 500 millones de pesos, no se ha logrado disminuir la tasa de asesinatos a nivel nacional, debido a que continúa registrándose como la principal causa de muerte en los jóvenes.
 
“Desafortunadamente ocupamos la posición 15 de los países con mayor índice de homicidios por cada 100 mil habitantes, donde cuatro de cada 10 jóvenes de entre 15 y 29 años mueren por esta causa, siendo la primera desde 2008”, recalcó.
 
Cárdenas Mariscal comentó que un estudio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) indica que, en un comparativo de 85 países, México es la nación más letal para la juventud en Latinoamérica.
 
“No podemos seguir siendo un país en el que ser joven sea un peligro, y la violencia no debe ser un componente permanente en la vida de las y los jóvenes”, concluyó la también integrante de la Comisión de Derechos de la Niñez.