Jueves 14 Diciembre 2017

Inercias: calificación soberana de México en riesgo

Quienquiera que crea en las calificadoras de riesgo crediticio bien podría mejor optar por creer en el hada de los cuentos, que al menos sí es inofensiva. Son más que conocidos sus fallos capitales, en especial el haber dado la nota más alta posible a activos que eran basura, como las hipotecas “subprime” en Estados Unidos, cuya burbuja al estallar trajo la crisis y Gran Recesión de 2008-2009.Memo-cara-279x300
Dos de ellas pertenecientes al grupo de las “Tres Grandes” –Moody’s y Standard & Poor’s-, pusieron ya este año en perspectiva “negativa” la calificación soberana de México. Es cierto que se le asigna al gobierno, pero una eventual degradación de la misma tendría un impacto generalizado a nivel país, que sí afecta a personas y empresas, no sólo al sector público.
Es importante no perder de vista esto en el contexto de la presentación ayer del Paquete Económico para 2017.
El nuevo secretario de Hacienda, José Antonio Meade, tuvo menos de dos días para hacer los últimos arreglos en especial al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), documento que por sus características suele ser el más “manoseado” por los diputados, que tienen la facultad exclusiva de asignarlo y aprobarlo. Nadie quiere que le recorten recursos, pero es indispensable hacerlo y hacerlo en serio. Ojalá lo entiendan.
Por desgracia, a juzgar por lo presentado el esfuerzo es bueno, pero insuficiente. Lo es porque el prometido superávit primario es de apenas 0.4 por ciento del PIB, equivalente a 73 mil 825 millones de pesos (mdp), mientras el costo financiero de la deuda gubernamental llegará a 568.2 mil mdp y los ingresos derivados de financiamientos (deuda) ascenderán a 527.9 mil mdp.
El recorte presentado es de solo 239 mil 700 mdp respecto a lo aprobado en el PEF 2016. Esto queda por debajo de los 300 mil mdp que había propuesto el sector empresarial de país, que eran mucho más deseables si tomamos en cuenta que los diputados de todos los partidos se pelearán con uñas y dientes para disminuir el tamaño del recorte.
Ahora bien, como no habrá un superávit fiscal sino si acaso uno primario (es decir, sin contar el pago de intereses), el déficit seguirá haciendo que la deuda se incremente en términos absolutos. Detener la trayectoria ascendente de la deuda en términos relativos al PIB, implicaría entonces tener un crecimiento más o menos vigoroso, lo cual es poco probable que se dé en el contexto de un crecimiento que no se consolida en Estados Unidos. De hecho, una recesión ahí es muy probable durante el próximo año o dos.
Como es usual, las proyecciones oficiales son muy optimistas para 2017: un crecimiento entre 2 y 3 por ciento, un tipo de cambio promedio de $18.20, precio medio de la mezcla mexicana de crudo en 42 dólares, un déficit fiscal de 2.4 por ciento del PIB y uno de cuenta corriente de 3 por ciento.
En lo que va del sexenio el optimismo –e incumplimiento de expectativas- ha sido la constante, como se ilustra muy bien en el siguiente gráfico que compartió ayer Sergio Negrete (@econokafka) en Twitter

:idyd8

Los Saldos Históricos de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) como porcentaje del PIB se han disparado y, por quinto año consecutivo, se promete en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) que descenderían muy ligeramente de 50.5 a 50.2 por ciento del PIB.
Con dos años electorales cruciales en puerta (2017 en que se jugará la gubernatura del Estado de México y en 2018 la elección presidencial), de nueva cuenta es poco creíble que el gobierno vaya a cumplir. Menos aún con el nombramiento estratégico de Luis Enrique Miranda al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, que podría hacer que “lloviera” dinero para compra masiva de votos utilizando “programas sociales”.
Por si fuera poco, las participaciones a los estados crecerán en más de 5 por ciento. Sobra decir lo ineficientes que también son en el ejercicio de su gasto.
Hemos dicho que el nombramiento de José Antonio Meade al frente de Hacienda da confianza a los mercados e inversionistas. Sin embargo, con el Paquete Económico presentado, es evidente que la inercia de gasto de este gobierno –que ha privilegiado el dispendio en gasto corriente sobre el de inversión-, es muy fuerte.
Debido a lo anterior, reiteramos lo dicho en otras ocasiones en este espacio: la calificación soberana de México ya debería ser más baja –sobre todo por el gigantesco agujero llamado Pemex que no desaparecerá pase lo que pase-. Deseamos suerte a quien espere a que las siempre tardías calificadoras degraden nuestra nota, que en todo caso, pensamos que lo harán antes de que concluya la administración de Peña Nieto.
Todo ha cambiado, para seguir más o menos igual.

Un mundo, un banco, una sola moneda

Allan Ramírez
Mientras el reloj avanza la economía mundial se deteriora y surge una pregunta sin resolver para muchos ¿podrán los bancos centrales luchar contra la próximaallan-300x300 crisis? Esta pregunta fue contestada por la misma presidenta de la Reserva Federal Yanet Yellen durante un congreso que fue parte de sus testimonios semestrales, quien dijo: “Si se produjera un choque negativo en la economía…No tenemos mucho espacio de maniobra para responder utilizando nuestros métodos probados tradicionales”

AUMENTOS A GASOLINAS O BAJA DEL GASTO

Luis Pazos
Las calificadoras Standard & Poor’s y Mody´s redujeron las expectativas crediticias a México de estables a negativas. La causa, un deterioro del marco macroeconómico debido a un aumento de deuda y déficit en relación con su crecimiento.luispazos
De no variar esa tendencia en unos meses se traducirán en una baja de calificación a México, que implica un aumento del riesgo país y de las tasas internas de interés para retener al capital financiero invertido en México.

4 Pasos para pagar tus deudas

Tener deudas puede ser un gran dolor de cabeza, por la presión de los cobradores, el sentimiento negativo de la inestabilidad financiera y la idea persistente que no se está teniendo un progreso material.

La mayoría de deudas son el efecto de haber realizado una inadecuada administración del dinero.

Se observa claramente que las personas adquieren deudas porque no hacen un buen uso de su dinero, aunque no precisamente en todos loscasos. Si aprendes a vivir de acuerdo a los ingresos que estás percibiendo, entonces será más difícil caer en el endeudamiento, pero esto requiere de mucha disciplina.

Orden para pagar tus deudas:

finanzas-perosnales

 

  1. pagar tus deudas, no aceptes continuar en esa situación

    Ciertas personas se acostumbran a vivir en el endeudamiento y no logran salir, una de las razones principales es que nunca se presiona por cambiar su situación. Tú no puedes caer en ese terrible Define el objetivo de conformismo, debes decirte a ti mismo “saldré de todas mis deudas y trabajaré duro para lograrlo”. Cuando lo defines como un objetivo, entonces buscarás las estrategias para conseguirlo.

  2. Define un período en el cual superarás todas tus deudas:

    Ese período puede ser 1 o 2 años, quizás más, dependiendo de tu situación. Si debes 30,000$ y quieres pagarlos en 2 años, significa que debes pagar 1,250$ cada mes, sin incluir intereses. Luego viene la pregunta ¿de dónde saldrá ese dinero?

  3. Realiza cualquier cantidad de sacrificios para salir de las deudas:

    Esos sacrificios vienen en dosdirecciones: la primera es reducir el consumo y la otra aumentar los ingresos, por supuesto que la segunda es mucho mejor. Si te mentalizas en serio para mejorar tu estatus financiero, podrás conseguirlo.

  4. Paga de manera diferida para acostumbrarte a la disciplina:                                                                Si recibes una suma importante de dinero y pagas de un solo, entonces transmites el mensaje “dinero que entra, dinero que sale”. Esto no es bueno, porque entonces no estás sosteniendo dinero en tus manos, por supuesto que si la entrada de dinero realmente fuese grande, entonces sí vale la pena hacer un pago de contado. El pago diferido tiene la ventaja que te permite tener orden y autocontrol, no sientes que tu economía se ve seriamente afectada.

 

Mis deudas parecen eternas, ¿qué hago?

 David Martinez

Las deudas son el mal más aquejante en la población trabajadora, casi el 73% de las personas trabajadoras están endeudadas, y de ese 73% el 40% está en mora.

Cada día, las promociones del “en mini cuotas” han conquistado a las personas que dependen de un salario, cayendo en la tentación de adquirir aquel televisor pantalla gigante que tanto deseaste, o aquella consola que acaba de salir al mercado, que por un mínimo pago podrás llevártela a tu casa en ese instante.

Es tentador escuchar que por unos pocos dólares puedes ser dueño de cosas muy caras. Pero al darnos cuenta, al llegar a nuestras casas del trabajo, muy cansados, vemos los recibos que nos confirman que debemos pagar en la fecha estipulada, y ya no tenemos dinero para pagarlo, y peor aún ese mismo día, te acaban de despedir.dinero-sin-cartera-pobre

Esta es la historia de muchas personas que terminan en bancarrota por no saber administrar las deudas adquiridas, pero mi amigo, hoy pretendo que con esta publicación aprendas un poco, y sobre todo, apliques lo que te diré y tomes acción que es lo más importante.

Deudas

Antes de empezar, las soluciones a cualquier problema siempre están AL PRINCIPIO. Debes analizar si en realidad, vale la pena endeudarse 24 meses para tener lo que deseas.

Déjame contarte que existen dos clases de deudas, la deuda buena y la deuda mala.

La deuda buena, es aquella en la que tú pides un financiamiento, ya sea a un banco, casa comercial o incluso a un amigo para que, con dinero que no es tuyo, puedas generar mucho más dinero. Por ejemplo, si tu compras una casa por el valor de $50,000.00 y el banco te deja una cuota de $300.00 pero tú rentas esa casa por $500.00 al mes, es una excelente forma de obtener dinero, y sin hacer nada, que es la manera en como los ricos se endeudan.

Pero, también existe la deuda mala, y es en la que todos tienen problemas, pues esta va destinada únicamente al consumo, es un gasto, y por tener el dinero tan rápido te genera aún más gasto. Por ejemplo, si una TV cuesta $500.00 al contado, pero cómo deseas tenerla ya, la sacas a crédito pagando una prima de $100.00 y con minicuotas de $35.00 a 25 meses plazo. Al final pagas casi el doble (y es una realidad que no me dejarán mentir) y en el peor de los casos, tu TV se arruina en el 13 mes, después de haber acabado la garantía (ja ja no quiero imaginar tu reacción).

Esa deuda mala, es la causante de la destrucción de muchos hogares, de tachaduras en tu record crediticio que te impide sacar préstamos por cosas aún más importantes que lo que quedaste debiendo.

En fin, si te vas a endeudar que sea deuda buena, los inteligentes financian sus proyectos con este tipo de deuda. No te endeudes, por una cena que se olvidara, o por un gasto que pudieras ahorrar muchísimo pagándolo de contado.
.


Sin embargo, si eres de las personas en las que este consejo fue muy tarde, no te preocupes, todo hay solución en esta vida, así que te ayudare a crear un plan de pagos de tus deudas.

CONOCE TU SITUACIÓN
Antes de poder crear el milagro del pago de deuda, debes de sentarte y saber cuánto es el total de tus deudas. Si tú no haces un presupuesto, pues deberás empezar a hacerlo, y escribirás cuanto pagas mensualmente por cada deuda pendiente.

Por ejemplo puedes hacer un cuadro con tus deudas en una hoja:

DEUDA MONTO PAGO MENSUAL PLAZO
CASA $60,000.00 $400.00 300 MESES
AUTOMOVIL $10,000.00 $250.00 84 MESES
REFRIGERADORA $700.00 $50.00 24 MESES
TOTALES $70,700.00 $700.00
Sinceramente si yo tuviera un cuadro así, me preocupara mucho, pero solo es a manera de ejemplo. Pues tú pondrás, la cantidad de meses que te quedan y el monto del saldo que aparece en tu último recibo de pago, o estado de cuenta.

PLANIFICA
Realizar un plan significa que tomarás acciones concretas para realizar tus objetivos, y tus objetivos deben ser realistas, alcanzables, y temporales. Significa que cada acción que hagas, tu sepas que en si la puedes hacer (realista), que no sea tan extravagante (alcanzable) y que te pongas una fecha a cumplirla, y tu sepas esa fecha que ya deberá estar realizado tu objetivo (temporal).

ABONA A CAPITAL
Siempre que tú pagas mucho más de la cuota, terminaras de pagar más rápido la deuda general que tienes. Lo que debes hacer es verificar cual es la deuda más pequeña que posees, y a esa empezarás a abonar a capital.

Cuando yo tenía deudas y era un mal planificador, abonaba a la deuda más grande, que a pesar de que te ahorras un poquito de intereses, pero por ser grande, hace que te desmotives y pienses que nunca podrás terminar de pagar. Aparte de eso, tendrás que estar destinando dinero para pagar las mensualidades mínimas de todas las deudas.

Mi recomendación es que apartes diez por ciento de tus ingresos para el pago. En el ejemplo del cuadro, la deuda más pequeña es la de $700.00 con un pago mensual de $50.00, que desde ahora aumentaras un diez por ciento, que si ganas $1,500.00 es decir pagaras $200.00 mensuales, no es mucho, pero el capital disminuye y así también el porcentaje de interés.

Y aquí es donde está el truco, cuando tu terminas de pagar la primer deuda más pequeña, destinaras la cuota que pagabas de esa deuda, para la siguiente deuda más pequeña, en nuestro ejemplo es el vehículo por el que pagas $250.00, sin aumentar porcentajes, simplemente le sumamos la cantidad anterior, ahora pagaras $450.00, una cantidad que disminuirá grandemente el capital. Imagínate terminar de pagar esta deuda, la hipoteca de tu casa, se cancelara con $850.00 y ni sentirás cuando hayas terminado.

TOMAR ACCIÓN
Hay dos acciones que puedes realizar, que si haces ambas, es muy excelente para volver a ser libre de deudas.

La primera es REDUCE TUS GASTOS, tú sabes que siempre hay un gasto innecesario que realizas cada mes, es importante que tú hagas tu presupuesto mensual o quincenal, para ver donde hay posibles fugas de dinero. Cuando las encuentres, destínalas para el pago de deuda. Crea una ley personal de austeridad mientras termines de pagar la deuda.

La segunda acción, y que es la que más recomiendo es, AUMENTA TUS INGRESOS. Si tú no puedes reducir tus gastos, porque todos son necesarios, y si tu jefe no quiere aumentarte el sueldo, pues es necesario que tú busques formas de ingresos extras, por ejemplo un negocio de mercadeo en red, ensenando alguna habilidad que poseas, realizando trámites o vendiendo por catálogo. Si te da pena, pues no te preocupes, te aseguro mil veces, que es más penoso aparecer en las listas de los deudores morosos del banco. En pleno siglo XXI ya no hay excusas para generar más ingresos.

AHORRA Y NO TE ENDEUDES MAS
En tu presupuesto debes tener siempre presente, que antes del pago de tus deudas, debes ahorrar siempre el 10% de tu ingreso mensual, aparte del que dedicas a abonar a capital, ya después dispones el pago a capital.

Habiendo terminado de pagar la deuda, no te dediques de nuevo a despilfarrar el dinero, aunque ahora te será más fácil ahorrar, ya que no tienes deudas y te has formado el hábito de gastar menos, o buscar más ingresos.

Mi profesor de inglés siempre menciona la frase “Study and be prepared, your opportunity will come” y esto también aplica en finanzas, pues tú no sabes cuando llegara una buena oportunidad para generar dinero y debes estar preparado. Yo lo diría como “Ahorra, prepárate, tu oportunidad de negocios ya llegará”.cartera-llena

 

IMPACTO DE NUESTRO FRACASO EN LAS OLIMPIADAS

Ricardo Homs

 
 

Es importante valorar lo que significa nuestro fracaso en las Olimpiadas en Rio, 2016.

Si bien el espíritu que dio origen a las olimpiadas es que “lo importante no es ganar sino competir”,  en el mundo de hoy esta frase debe ser tomada como una apelación idealista, puesto que vivimos en un mundo altamente competitivo.ricardo-homs

Lo importante no es “echarle ganas”, sino lograr resultados.

Que un país como México acuda a una competencia internacional como esta y tenga un rendimiento ínfimo, proyecta internacionalmente la imagen de nuestro país y lo que en él hoy se vive.

Además esta pobreza de resultados nos remite a nuestra gran problemática: un conjunto de malas prácticas dentro de la CONADE que ya no se deben permitir.

Es cierto que quienes hasta hoy tuvieron un bajo rendimiento en las competencias donde participaron son los atletas, pero esto no exime a quienes dirigen la CONADE de sus responsabilidades.

Es sintomático que al iniciar este evento deportivo no se percibió en nuestro equipo olímpico una actitud triunfalista, lo que nos refleja un estado de ánimo de poco entusiasmo y confianza, que es precisamente en lo que la CONADE debió haber trabajado. Más bien se inició nuestra participación con reclamos de falta de apoyo por parte de los atletas.

Lo peor es que sí tenemos atletas altamente competitivos. Hay deportes en los que tradicionalmente hemos tenido buenos resultados: clavados, natación Taekwondo, boxeo, tiro con arco, simplemente por mencionar algunos.

El primer error imperdonable fue el nombramiento de Alfredo Castillo como titular de la CONADE sin tener el perfil para ocupar el cargo.

Por tradición la CONADE ha sido dirigida por un deportista prestigiado, lo cual infunde respeto ante los atletas y da conocimiento sobre la problemática del deporte.

Alfredo Castillo, cuya trayectoria en el ámbito público ha estado vinculada a la impartición de justicia, por tanto carecía de credenciales para dirigir la CONADE.

Primeramente se dio a conocer como procurador de justicia del Gobierno del Estado de México y después como procurador federal del consumidor. Sin embargo, el cargo que lo proyectó fue el de comisionado para la seguridad en Michoacán, encomienda presidencial que tuvo un desempeño polémico por su particular modo de tomar decisiones.

La improvisación en el manejo de los perfiles de los funcionarios públicos en México es un grave problema, pues hoy el mundo se mueve a través de especialistas.

Su nombramiento siempre tuvo la sospecha de constituir o un premio a su desempeño en Michoacán, lo cual siempre dejó dudas, o definitivamente una muestra de afecto del presidente Enrique Peña Nieto para un colaborador cercano, al cual no sabía dónde colocar para no enviarlo a un retiro político.

Este caro error llega  en un mal momento para el presidente, pues si bien las olimpiadas constituían una gran oportunidad de ofrecer a este país un respiro de optimismo en un momento complicado políticamente, esto si nuestra delegación olímpica estuviese teniendo buenos resultados, el fracaso genera el efecto contrario.

A ésto debe añadirse los cuestionamientos que está teniendo Alfredo Castillo con el manejo de los recursos económicos de esta importante institución rectora del deporte nacional.

Ya es momento de elevar el nivel de exigencia respecto al perfil de los funcionarios públicos. Los nombramientos deben estar ligados a una trayectoria exitosa y un alto desempeño en los cargos anteriores y muy importante es que sea un experto en el tema que le es encomendado.

Fuente:www.gilermobarba.com