Jueves 21 Junio 2018

Margarito Escudero Luis

Es verdad que no podemos perder la esperanza, no es viable dejarnos vencer por la adversidad, al contrario, es cuando se sacan fuerzas de cualquier lugar para enfrentarla.

No se trata de ser pesimistas sólo por serlo, sino que hay elementos suficientes para determinar que algo (o mucho) no está bien entre nosotros los mexicanos y que deberíamos estar atentos a las acciones que tomen quienes llevan las riendas del país.

Pero es necesario resaltar la actitud generalizada de los compatriotas, se siente un desinterés por las cosas que nos afectan, una apatía por las cosas de la colectividad, que ni siquiera en la micro comunidad que representa una cuadra, ya no se diga una colonia, se realicen acciones para mejorar la imagen y el ambiente que se comparte entre vecinos.

Margarito Escudero Luis

Decidieron conspirar, decidieron esconderse para planificar las estrategias a seguir, decidieron luchar, pelear aún en desventaja pero era mejor que seguir en una vida de esclavitud al servicio de poderes extranjeros.

Así, en la seguridad que da el clandestinaje, un grupo de inconformes con su situación, buscaban la forma de liberarse del opresor, de impedir que las riquezas generadas en su tierra, salieran para dar más poder a un imperio extranjero.

Cuestión de principios y valor, de decisión y espíritu de lucha, de valentía, pues sabían que el poderoso no se quedaría quito para permitir que osaran atacarlo.

Margarito Escudero Luis

Con la intervención de la iglesia católica en la multi mencionada marcha empresarial, la concurrencia estaría garantizada si el miedo no decide lo contrario.

El "grito desesperado" que menciona el obispo, hasta ahora es escuchado, porque en los años anteriores las súplicas sociales no las escuchaba nadie.

Ahora que las fuerzas políticas se acomodan de diferente manera, resulta que hasta el cabildo en pleno participaría en la marcha, según lo declaró el mismo alcalde, aunque momentos después, casi se desdijera.

Margarito Escudero Luis

Dicen algunos empresarios que esta crisis sólo es una etapa de transición que pronto terminará y que las inversiones llegarán el año próximo y todo volverá ser jauja, que habrá muchos empleos y la industria se reactivará poderosamente.

Margarito Escudero Luis

Pues que siempre no resultó ser la ciudad para vivir siempre, la gente que puede se va, abandonando todo o esperando mejores tiempos en la ciudad de las avenidas.

La tragedia no tiene para cuando terminar, sobre todo cuando las autoridades consideran que no hay tanto peligro como dicen “los medios”, que hay gobernabilidad y que, pues…  no pasa nada.

Los muertos han de ser de mentiritas, los cadáveres regados por toda la ciudad son imaginarios de la mayoría de la ciudadanía que se empeña en ver “moros con tranchetes”.

.

 

GACHO_SEPT11.jpg